Nuestro blog

El éxito de cualquier campaña en redes social está determinado, en última instancia, por la capacidad de conectar con los usuarios a nivel “one-to-one”. El hecho de parecer “humano” en redes sociales puede generar confusión, ¿acaso no estamos en un medio social? Sí, lo estamos, pero a veces nos olvidamos de ello y acabamos actuando como “máquinas”, camuflándonos entre las herramientas de social media. Hay que aprender a perderle el miedo a que nuestra marca parezca divertida en redes sociales. Hablar en lenguaje coloquial puede mejorar la presencia online. Huyamos por los corporativismos de una manera estratégica.

Be human, be social: cinco ideas para conectar mejor con los usuarios en redes sociales

Las redes sociales han cambiado mucho el concepto que teníamos, hasta ahora, de la vida profesional y la personal. En las redes sociales esta línea se salta sin darnos cuenta. Los códigos de publicidad que hasta ahora teníamos con los medios tradicionales, se rompen por completo en el social media. ¿Acaso hay alguien que diga “un momento para la publicidad” cuando la actualización de estado de una marca aparece junto a las fotografías de las vacaciones de uno de nuestros amigos en Facebook?

Seamos más sociales y estaremos más cerca de nuestro público pero, ¿cómo lo haremos?

  1. Entender que los usuarios no se acercan a los contenidos corporativos de las redes sociales pensando que son “personas corporativas”. Las personas actúan, participan y responden no sólo como profesionales o consumidores todo el tiempo, sino como seres sociales. Así que cuando ven una actualización de estado de una marca se ven influenciados por sus aficiones, si tienen una semana difícil, o si viven en la ciudad o en el campo.
  2. Los usuarios no deberían ser tratados únicamente como un potencial de ventas. Todas las campañas de marketing deben estar desarrolladas, programadas y construidas para que conecten con los usuarios a nivel humano.
  3. Comprender las complejidades de los usuarios, su nuevo código y la necesidad de conectar a un nivel humano, no significa que abandonemos nuestros objetivos de marketing. Pero sí supone “repensar” la forma en la que nos comunicamos y presentamos nuestros productos y servicios como marcas.
  4. Pensemos en las marcas como un humano, una persona. Definamos una personalidad, hasta se le puede definir un “perfil”, con sus gustos, odios, aficiones o extravagancias. Si lo vemos necesario, hasta se le puede crear una identidad con rostro.
  5. La conexión con el usuario sólo se producirá cuando haya una convergencia por las dos partes, es decir, cuando entre ambos haya algo en común.

Cada marca, sin importar lo que venda, tiene una personalidad única. Ser más humano en redes sociales, implica identificar todos los aspectos de la personalidad para que el resto de los usuarios vean a la marca como un “individuo”, como un igual.

¿Cómo se consigue? Empieza definiendo el tono, el lenguaje o la estética, para evolucionar a otros conceptos más intangibles, como presentar las experiencias o aspectos que les apasionan. Y esto puede conseguirse sin desviarse de los valores fundamentales, objetivos o principios de la empresa.

Que una marca consiga ser auténtica, lleva tiempo y es un proceso largo. Pero tiene gratas recompensas, como el que sea más fácil conectarse con las personas. Y eso, en un mundo social es lo ideal.

Más información:

Los fundamentos del Human Media

Cinco consejos para humanizar nuestra estrategia en redes sociales (en inglés)

Imagen: Nick Karvounis (Flickr)

Linkedin es la red social profesional por excelencia, un lugar donde los profesionales cuelgan su currículum y tratan de conectar con otros profesionales en busca de sinergias, nuevas oportunidades profesionales o, simplemente, hacerse ver, conseguir notoriedad y visibilidad.

Es cierto que Linkedin es una gran base de datos para los departamentos de Recursos Humanos y para otros profesionales que acuden a ella en busca de talento y profesionales para incorporarlos a sus equipos.

¿por qué nadie me ve en Linkedin?

Bullhorn realizó recientemente una encuesta entre 160.000 expertos en Recursos Humanos, y los datos obtenidos arrojan que el 97% de los reclutadores usan Linkedin para buscar candidatos, mientras que sólo el 27% de estos profesionales usan Twitter y un 22% utilizan Facebook con este fin. De este 97%, el 64% utilizan para ello sólo y exclusivamente Linkedin.

Además, las siete industrias que más usan Linkedin son la de información tecnológica, finanzas y bancos, medicina, fábricas, ingeniería, ventas y administración.

La importancia de tener un buen perfil en Linkedin radica en que podrías ser el candidato perfecto para un puesto de trabajo, pero si no estas utilizando Linkedin o, peor aún, si lo usas pero no lo tienes optimizado y actualizado, los de Recursos Humanos no podrán encontrarte.

Así pues, los cinco errores principales que solemos cometer en Linkedin son los siguientes:

1. No tienes entre tus contactos a los reclutadores, y tampoco tienes demasiados contactos más.

2. No tienes una foto de perfil, o no está actualizada

3. Tu headline es genérico, aburrido, y además, contiene errores.

4. Tu perfil no tiene las palabras clave adecuadas, de manera que no apareces en los resultados de búsqueda.

5. Tienes tu perfil privado.

Estos errores hacen que tu perfil no te dé los resultados que podría, no hacen crecer tu comunidad. Y esto último es fundamental, pero, ¿cómo lo hacemos?

Es importante usar la regla de los tres grados de separación en Linkedin. Piensa que cuanto mayor sea tu red de contactos, no sólo de primer o segundo grado, sino, de tercer grado, mayor será la oportunidad de conectar con profesionales que nos puedan ayudar en nuestra carrera.

Por otro lado, los reclutadores pueden encontrarte a través de los grupos a los que pertenezcas, mediante los contactos, incluso en tercer grado. No olvides que nuestros contactos pueden presentarnos a amigos de sus amigos, y estos pueden ser las personas indicadas.

Al optimizar nuestro perfil, hemos de prestar especial atención a la foto. No vale una foto de cuando teníamos 15 años. Necesitamos una foto con calidad y con un fondo liso a poder ser. Sin una foto o sin una foto profesional, podrían pensar que no somos serios o que no somos la persona adecuada para el puesto.

El headline también debemos “tunearlo”. En lugar de usar el genérico puesto en la empresa y debajo nuestro nombre, podemos usar algo más descriptivo.

Las palabras claves son importantes en Linkedin. Los reclutadores buscan candidatos con keywords como “análisis financiero”. Por ello, debemos incluir en el perfil las que sean relevantes para ser identificados como profesionales en nuestro sector.

Finalmente, debemos asegurarnos de que nuestro perfil se puede encontrar fácilmente. Haz tu perfil público y mantenlo actualizado, y regularmente mantente en contacto con tu red de contactos.

¿Se te ocurre algo más?

Las grandes empresas y marcas cuidan a Tumblr, pero los pequeños negocios a veces lo pasan por alto. Lo cierto, es que esta red social de nombre difícil de pronunciar,  tiene un enorme potencial para el posicionamiento web y, por supuesto, para el social media marketing.

Al principio, el usuario medio suele tardar en “hacerse” y adoptar Tumblr como una plataforma de medios sociales, pero una vez que empieza a usarlo se engancha por su potencia y sencillez.

Las estadísticas y estudios de las consultoras de social media dejan a esta red social en muy buena situación. La última cifra de agosto de este año cifra en más de 130,5 millones de blogs abiertos en Tumblr, es el 28º sitio con mayor tráfico de acuerdo a los análisis de Comscore. El buscador Yahoo, por su parte, establece que son más de 300 millones los visitantes únicos mensuales de esta red social, lo que supone un 15% de todos los usuarios de Internet.

Desde la perspectiva demográfica, un 50% de los usuarios son menores de 25 años y un 53,5% son mujeres. Este panorama demográfico es único, y es curioso que sea una de las plataformas más visitadas por los adolescentes, en un momento en el que están abandonando en masa la red social por excelencia, Facebook.

Los números son abrumadores, lo que lo convierte en la mayor plataforma de alojamiento de blogs en Internet, en comparación con los 70 millones de blogs alojados en WordPress.com.

Las grandes marcas se han dado cuenta de todo esto también. En mayo, Yahoo compra Tumblr por 1,1 millones de dólares, una de las mayores adquisiciones de una empresa de Internet desde que Google compró YouTube. Las principales empresas como eBay, Disney, Coca-Cola o Bmw, tienen cuentas en esta red social.

El éxito de Tumblr radica en su forma de pensar. Es una mezcla entre WordPress y Facebook. Tiene toda la funcionalidad de una plataforma social, pero tiene además todas las características de un sitio social como son los “likes”, hashtags, compartir el contenido a otros usuarios, seguirlos y descubrir otros contenidos nuevos compartidos.

Cómo puede ayudar al SEO

Estas son algunas de las cosas que puede ofrecer Tumblr a la hora de crear una estrategia de posicionamiento web:

1. Enlaces dofollow

A diferencia del resto de redes sociales, Tumblr incluye el uso de enlaces dofollow en su sitio. Las cosas se ponen interesantes, si tenemos en cuenta uno de los aspectos sociales que diferencian a Tumblr: el “reblogging”.

Cada uno de estos “reblogs” es un link dofollow al contenido original. Esto significa que si una empresa envía un mensaje con un link a su web que consigue ser reblogueado 100 veces, la empresa habrá conseguido 100 backlinks dofollow.

Aunque Google+ y Pinterest están empezando a utilizar una técnica similar, Tumblr juega con la ventaja de contar con una comunidad de usuarios más activos y, por lo tanto, es más fácil que aquí los contenidos se hagan más virales.

2. Hashtags

La comunidad de Tumblr está mucho más habituada al uso de hashtags que como lo están los seguidores de Facebook o Google+ (Twitter es un caso aparte).

La gente en esta red social utiliza la búsqueda mediante hashtags para encontrar contenido relevante: imágenes, texto, vídeo, memes, etc. Esto significa que si una empresa utiliza etiquetas o hashtags relevantes y populares, será más fácil que les descubran.

3. PageRank decente

La realidad es que Tumblr es una de las plataformas de microblogging más populares del mundo, lo que lo convierte en un espacio perfecto para la creación de microsites, o pequeños sitios web.

Es cierto que no se obtiene el mismo grado de flexibilidad que se tendría con un blog de WordPress alojado en un servidor, pero los blogs de Tumblr son rápidos de instalar, fáciles de administrar y son gratis. Si, más adelante, se desea cambiar el subdominio tumblr.com por un nombre de dominio personalizado, es tan sencillo como ir a la configuración.

Los microsites de Tumblr son potencialmente interesantes para el SEO gracias a su PageRank. Si se publica contenido de buena calidad constantemente, será fácil conseguir un PR2  o PR4 en dos o tres meses.

Dicho esto, solo queda aportar contenido. En Tumblr lo que mejor funcionan son los memes (ávidamente consumidos y muy compartidos), las fotos e ilustraciones, las citas o mensajes inspiradores y, como no, los gifs animados (muy populares y divertidos).

He aquí algunos ejemplos:

¿Tu empresa está en Tumblr o todavía no tiene perfil en esta red social? ¡Déjalo en los comentarios!

Más información:

1 de cada 3 marcas ya tiene presencia en Tumblr, análisis de Simply Measured

¿Por qué es un error para las marcas ignorar Tumblr?

ver Jacobo Alba, la vida de novela del padre de la duquesa de Alba en myLIBRETOVer libro en myLIBRETO

Editoriales, librerías y autores se han abalanzado sobre las redes sociales en busca del Santo Grial que convierta en éxitos sus humildes libros. Al valorar su experiencia sobre la utilidad de las redes sociales para promocionar un libro aparecen todo tipo de posturas, desde defensores acérrimos de los social media hasta otros que opinan que es una pérdida de tiempo (ver por ejemplo Why social media isn’t the magic bullet for self-epublished authors). Por paradójico que suene, ambos grupos tienen razón.

El uso óptimo de las redes sociales es diferente para cada autor y obra y viene dado por la relación beneficio respecto a tiempo invertido. Es decir, puede valer más vender diez libros al mes invirtiendo una hora en Facebook, que vender 100 dedicándole 100 horas. Por eso, lo fundamental es entender qué aportan las redes sociales en tu caso, de manera que puedas encontrar tu inversión de tiempo ideal en crearte una plataforma de social media.

chica con libros volando alrededor

 Ventajas de las redes sociales

Algunas ventajas que las redes sociales ofrecen a casi todo el mundo son:

  • Una red social tipo Facebook es un escaparate inmediato, gratuito y fácil de configurar. En un momento tienes “algo”.
  • Con tu cuenta en una red social, ya sea Facebook, Twitter u otras, tienes un foro en el que interactuar con tus lectores. Preguntan, respondes, te proponen mejoras, te piden nuevas obras, etc. Sólo por esto deberías estar en las redes sociales.
  • Te dan visibilidad. Si tus lectores comparten, sus amigos lo ven.
  • Acabas encontrando a tu público. En Internet hay sitio para todos los gustos y opiniones. Hasta los más exóticos.

Luego, muchos potenciales beneficios dependen del caso concreto de cada uno y la verdadera dificultad está en diseñar una buena estrategia.

La estrategia más común, que es hacerse un perfil corriente y seguir a gente indiscriminadamente, pedir amistades y arrimarse a los influenciadores, puede servir  si tu propuesta es tremendamente original al primer vistazo. En cualquier otro caso, suele ser más útil invertir en un buen contenido y en activar a tu comunidad offline, es decir, llevar a gente que conoces en la vida real a tus redes sociales mediante mensajes personalizados (pidiéndoles, por ejemplo, una opinión sobre tu libro).

 Limitaciones de las redes sociales

Las redes sociales tienen también limitaciones y es importante ser consciente de ellas:

  • Las mejores aportaciones, valoraciones o comentarios de tus seguidores desaparecen rápidamente por el fondo de la cronología.
  • Los que no son seguidores tuyos (la inmensa mayoría) no se van a enterar de que existes.
  • Compartir tu libro en una red social generalmente significa que compartes un enlace a alguna tienda. Por tanto, si gusta o no y lo que transmita, dependerá de lo que valga la ficha de tu libro en esa tienda.
  • No pienses que Facebook es la panacea. Independientemente del número de personas y empresas que uno siga, su timeline sólo le muestra las publicaciones de un porcentaje de ellas. Por tanto, tus publicaciones van a llegar a poca gente que quizá no las lea.
  • Una presencia en los medios sociales apabullante que no se ve respaldada por un cierto éxito de ventas puede volverse en contra. Pasas a ser un spammer.
  • Es difícil llevar una cuenta social bien sin invertir mucho tiempo. El tiempo es dinero.
  • Las redes sociales solas no suelen vender. Sin embargo, si son acompañadas por un blog, envíos regulares de correos electrónicos u otras herramientas de marketing, las ventas se pueden disparar.

Hay quien tiene una cuenta en Facebook para promocionarse como escritor, hay quien tiene una para cada libro que publica e incluso hay quien, además, le abre cuentas a sus personajes. Todas las acciones en cualquier red social sirven para vender más. Lo importante es valorar cuanto esfuerzo requiere cada venta y si no valdría más redirigir ese esfuerzo.

 

Visita Mylibreto, la herramienta que pone tus libros a volar en la red.

Hace años que Twitter lanzó el hashtag (#) entre sus usuarios. La conciencia social moderna ya ha asumido la almohadilla como parte habitual en su discurso digital, y más ahora que Instagram, Facebook, Google+ o Pinterest también lo emplean. Utilizarlo como usuarios puede parecer sencillo pero, ¿cómo lo debe utilizar un anunciante o un Community Manager para alimentar su campaña de marketing? ¿Qué criterios hay que tener para elegir un buen hashtag?

Pocos utilizaban la almohadilla hasta que en 1997 uno de los usuarios desde el primer día de la red social del pajarito azul, Chris Messina, lanzó con mucho éxito un tweet en el que proponía el uso del símbolo “#” para organizar grupos significativos. Pocos días después escribió un mensaje en su blog, factoryjoe.com, ampliando esta idea. Él la hacía llamar “whisper circle” o “círculo de susurro”.

Años después, los usuarios de todo el mundo han adoptado esta útil forma de clasificar ideas e información. Según Twitter, en 2011, más del 10 por ciento de todos los tweets contenían al menos uno o más hashtags. Con un promedio de 140 millones de tweets y medio millón de nuevas cuentas creadas cada día, es fácil ver por qué los usuarios necesitan alguna forma de clasificación a través de todos estos mensajes.

Antes de crear un hashtag…

Cualquier usuario de Twitter y, ahora recientemente, de Instagram, Facebook, Google+ o Pinterest, es libre para crear y utilizar sus propios hashtags. Eso sí, debe cumplir con las normas establecidas por las redes sociales. Estas normas abordan cuestiones tales como evitar lenguajes ofensivos o amenazantes, así como hacerse pasar por otro usuario, grupo o empresa.

Antes de decidirse por utilizar un hashtag, los usuarios deben hacer una “pequeña investigación” para ver qué palabras clave están disponibles. También es importante que el hashtag sea breve.

Los hashtags deben estar directamente relacionados con el tema del mensaje. Si un usuario quiere crear un grupo o una categoría para aficionados al running, utilizando un hashtag para ello, debe utilizar términos que los miembros de ese “grupo” reconozcan, como por ejemplo: #runnning o #runnertime.

Puede considerarse que un usuario está haciendo spam si utiliza numerosos “#” de forma abusiva o que no están relacionados con un tema. Su cuenta puede llegar a suspenderse (Twitter lo aplica). Las buenas prácticas recomiendan usar hasta 2 hashtags o etiquetas por tweet.

Algunos de estos casos podrían ser causa de un cese en la cuenta:

  • Añadir más de una etiqueta/hashtag, en un intento de llamar la atención.
  • Twittear repetidamente un hashtag sin agregar valor a la conversación en un intento de conseguir estar en el top de tendencias o trending topic.
  • Utilizar los temas tendencia de manera recurrente, con el fin de dirigir el tráfico al perfil, sobre todo si éstos se mezclan con publicidad.
  • Enviar listados de los trending topics en combinación con una petición de seguir la cuenta.
  • Utilizar enlaces engañosos o fraudulentos junto con hashtags que son tendencia del momento.

Utilizar hashtags relevantes da la oportunidad a las empresas, organizaciones y marcas de ganar exposición y compartir su experiencia. Eso sí, nunca con la idea de auto-promoción descarada.

Mini manual del perfecto uso del hashtag entre las empresas

Las prácticas recomendadas para utilizar hashtags en las redes sociales serían las siguientes:

  1. Después de decidirse por un hashtag a utilizar en una campaña o promoción, conviene buscarlo para saber si hay alguien más que ya está usando ese hashtag para su evento o campaña. Si existe un gran número de conversaciones en torno a las almohadillas que ya hay, lo mejor será pensar un nuevo término. Los hashtags más utilizados en Twitter se pueden encontrar en Hashtags.org. En el resto de redes sociales, bastará con introducir el término de búsqueda precedido por una “#” en el cuadro de búsqueda.
  2. Medir mucho las palabras escogidas para crear el hashtag. Usar palabras que estén relacionadas con los sentimientos, como el “amor”, puede generar controversia. Es preciso asegurarse de que los seguidores realmente “aman” una marca para emplear un hashtag tan cargado de sentimientos.
  3. Ninguna marca se libra de las críticas, pero los hashtag pueden ser un “cebo” para aquellos usuarios que quieran generar un pequeño conflicto en redes sociales. Es lo que le pasó a McDonalds que eligió #McDStories para compartir historias divertidas acerca de la experiencia de la gente en sus restaurantes. La gente compartió también historias negativas y que perjudicaban la imagen de la marca. Si una empresa tiene un producto difícil, es posible que una mala elección de un hashtag provoque a muchos detractores.
  4. Un hashtag solo es útil si se conoce su existencia. Si se crea una campaña de marketing en la que se incluye un hashtag, éste debe aparecer en todos los canales de comercialización: en el mailing, folletos, tarjetas, etc… En eventos o en ocasiones en las se reúne un gran número de personas en un lugar (o incluso en varias ubicaciones), un hashtag oficial permite la discusión y ayuda a la gente a encontrarse.
  5. Cuando un hashtag ya es habitualmente utilizado, una marca debe respetarlo y no “secuestrarlo” para sus campañas. Por ejemplo, si una empresa de zapatos con sede en Madrid se apropia del hashtag #Madrid porque es muy utilizado, generará confusión entre los usuarios y sus mensajes se perderán. Lo mejor es crear uno nuevo desde cero. El trabajo será más difícil, pero más eficiente.

¿Tienes alguna experiencia con algún hashtag en tu negocio? ¿Quieres aportar alguna recomendación más en el uso del hashtag? ¿Te sientes creativo y quieres dedicarnos un hashtag?  #dejaloenloscomentarios 🙂

Fuentes y más información:

Historia del Hashtag

Buenas prácticas de uso del hashtag en Twitter

Hashtags según Facebook

Top Hashtags en Instagram

Hasta hace cinco años, casi nadie sabía a qué nos referíamos cuando hablábamos de infografía. Ahora, la creación de infografías se ha democratizado, además de convertirse en una auténtica locura viral. El hecho de crear historias visuales con datos no está pensado sólo para diseñadores gráficos, cualquier negocio (por pequeño que sea) cuenta con herramientas a su alcance para crear una infografía que atraiga a nuevos clientes.

A todos nos gustan los datos, pero leerlos en un artículo puede ser tedioso pero el contenido gráfico es mucho más amable a la vista (y más apreciada para los lectores). Un reciente estudio realizado por HubSpot reveló que los elementos gráficos generan un 53% más de “likes” que un mensaje de texto en redes sociales.

Y es que, salvando las distancias, los jeroglíficos egipcios o las pinturas rupestres (que existían en el 3.000 a.C.) ya eran primitivas infografías. No es una herramienta nueva, aunque sí se ha renovado de tal forma, que es más fácil y más rentable que un vídeo. Y, todavía más, si se diseñan de manera óptima puede ser incluso más eficaz.

Antes de diseñar una infografía, es necesario realizar un pequeño guion que responda a las siguientes preguntas:

  • ¿Las estadísticas y datos que se presentan provienen de una fuente de confianza y actualizada?
  • ¿Ofrece soluciones para el lector?
  • ¿Existe un equilibrio entre gráficos y palabras utilizadas?
  • ¿Tiene un tamaño adecuado para que sea fácil de descargar y compartir?
  • ¿La idea es original? Si no es original ¿se ha puesto en contacto con la fuente original del estudio y se ha solicitado la autorización oportuna para crear la infografía a partir de los datos?
  • ¿Los titulares captan la atención?

Otro de los aspectos importantes que deben tenerse en cuenta es la audiencia y cómo de orientado está el mensaje a ella. Por ejemplo, si se quiere llegar a jóvenes de entre 13 y 17 años que pasan más de 15 horas a la semana conectados a internet, un gráfico genérico de cómo afecta el consumo de la electricidad al medioambiente, seguramente no le hará despertar su interés. Pero si se busca algún punto de conexión con este tipo de público como sus aficiones, hobbies o gustos, se obtendrá mejor su atención.

Tres herramientas gratuitas

Cuando decimos que la creación de infografías se ha democratizado es porque no hace falta ni ser diseñador ni contar con un gran equipo de diseñadores. En la red existen diferentes herramientas gratuitas, muchas de ellas con plantillas prediseñadas y opciones para diseñarlas por nosotros mismos sin muchos tecnicismos:

  1. Easel.ly: es una herramienta que permite hacer infografías de manera muy intuitiva con un simple “arrastrar y soltar”. También viene con plantillas prediseñadas que se pueden utilizar con todavía menos complicaciones.

  1. Piktochart: tiene casi todas las características que Easel.ly. La opción para exportar una infografía creada en HTML es lo que hace Piktochart único. Las infografías estáticas una vez exportados como HTML, tendrá bonitos efectos hover. En sólo tres pasos se crea una infografía: se elige el tema, se personaliza y se publica.

  1. Visual.ly: permite crear infografías y subirlas a las redes sociales con un solo click. Una de las características de esta herramienta es que cuenta con una comunidad formada por más de 35 mil diseñadores que nutren de nuevos diseños para componer gráficos atractivos visualmente.

¿Has utilizado infografías en tus redes sociales? ¿Cómo ha beneficiado a tu marca?

Imagen: KROMKRATHOG en FreeDigitalPhotos

Más info: Estudio Brafton de cómo las infografías pueden ayudar a las marcas a alcanzar los objetivos de marketing.

Echemos un vistazo a todos los seguidores y fans que tiene una marca o negocio en redes sociales. Ahora, analicemos cuántos de ellos interactúan con esta empresa de manera activa. Por un lado descubriremos que el porcentaje de estos últimos es bastante pequeño con respecto a los primeros y, por otro lado, nos daremos cuenta que el tipo de interacción es tan diferente como sus personalidades. Dentro de la red, existen tipos de usuarios, como fuera de ella.

¿A qué tipo de fans de enfrentas en Social Media? Siete personalidades diferentes

Si bien cada persona es diferente, los fans en redes sociales podrían dividirse en siete tipos diferentes según un estudio realizado por la agencia ReachLocal.

Esta clasificación, no hay que entenderla en una manera estricta, pero sí ayuda para saber cómo establecer ciertas comunicaciones con los usuarios, encontrar fans y clientes potenciales, impulsar las ventas,… A fin de cuentas, las redes sociales son una manera de acercarse a los clientes y de dialogar con ellos, y esta es una tipología que aporta una guía para enviar mensajes más acertados.

  1. El callado: ha empezado a seguir a la marca pero no dice demasiado, no se compromete. Una de las formas más fáciles de llegar a ellos es pedirles que hagan algo. Las llamadas a la acción directas suelen dar resultados, del tipo: solicitar un Retweet, un click en una web, un “Me gusta”, etc. Conseguir estas pequeñas acciones puede significar para la marca aumentar su visibilidad en su feed de noticias en Facebook, sobre todo ahora que la red social ha cambiado los algoritmos de su EdgeRank.
  2. El “liker” ocasional: es el tipo de usuario que, de vez en cuando, realiza algún Retweet o “Me gusta”. No está muy claro si han empezado a seguir los mensajes de la marca porque quieren que sus contactos sepan que son seguidores de una marca o porque realmente les gusta el contenido que ofrece la marca. Usar las llamadas a la acción en los mensajes de Facebook, por ejemplo, animará a estos fans a compartir el contenido. Es una forma de crear “defensores de la marca” a partir de estos “likers” ocasionales, aprovechando su interés con fines de compra o social (pues podrá derivar en seguidores realmente interesados en la compra de los productos de la marca).
  3. El buscador de ofertas: los cupones, las ofertas, los descuentos,… son el tipo de cosas que le gustan a este usuario. Los estudios de la consultora eMarketer han demostrado que más de la mitad de los usuarios de Facebook esperan que el acceso a un perfil de una marca, les haga llegar descuentos o promociones especiales después de un “Me gusta”. Llegar a estos clientes es fácil, sólo hay que enviar de manera regular algún tipo de promoción, oferta o concurso. ¿El fin principal de estas acciones? Conseguir nuevos fans.
  4. El infeliz: ninguna empresa sobre la faz del mercado quiere clientes descontentos, y mucho menos quieren a esos clientes en sus perfiles de redes sociales. Pero, para desgracia de las marcas, este tipo de consumidores utilizan los medios sociales para “desahogarse”. Evidentemente, esto daña de manera notable la reputación de una empresa. ¿Qué debe hacer? Monitorear continuamente los perfiles, responder rápidamente a los comentarios y quejas (esto es, en menos de 24 horas), y enviar un mensaje en un tono que el usuario interprete como que “les están escuchando” y que “a la marca le importa lo que dice”.
  5. El detractor: todas las empresas sufren alguna vez un comentario negativo, pero éste no tiene por qué referirse directamente a la empresa o sus productos, puede ser producto de la filosofía del negocio, de cuestiones ideológicas o culturales que se extraigan de los mensajes de la marca. Lo mejor es dejar a un lado las declaraciones públicas controvertidas porque lo único que se conseguirá es enojar al público, alimentar a los trolls, y crear un ejército de clientes enemistados o confusos.
  6. El entusiasta: estos son los fans que piensan: “¡Esta marca está genial”. Son grandes seguidores con los que no hay que hacer enormes esfuerzos estratégicos para que compartan el contenido, hagan Retweets, menciones o “likes”. A estos usuarios hay que mimarles de manera especial, pues son el alma y la chispa que pone a funcionar cualquier campaña de marketing en medios sociales.
  7. El cliente fiel: son los verdaderos fans, ese pequeño porcentaje entre seguidores que tiene el perfil y los que realmente “se hacen ver”. Son aquellos que el community manager de la marca reconoce hasta por su foto de perfil. A ellos hay que dirigir todo el reconocimiento en forma de descuentos o recompensas, ya que son ellos los que verdaderamente promocionan el negocio. 

Imagen y fuente: 7 popular types of social media fans. Infographic.

Ya sabemos que WordPress es uno de los CMS, o gestores de contenidos más populares que existen debido, entre otros motivos, a su facilidad de uso y la gran cantidad de funcionalidades que ofrece gracias a los plugins, de muy fácil integración en nuestros blogs.

logos de wordpressPara los neófitos, la terminología puede resultar muy confusa, y dos de los elementos que más se confunden son posts y páginas.

Las páginas son contienen contenidos estáticos que no son sensibles al tiempo, y que, generalmente no se van a cambiar mucho, como los servicios que ofrezcamos y las páginas “Sobre mí”.

La página de inicio es, generalmente, una página que dejamos estática, y podemos identificar fácilmente las mismas si miramos el menú, por ejemplo, de un blog, ya que en el menú podemos ver distintas pestañas que llevan a distintas páginas.

Por otro lado, las páginas pueden organizarse de forma jerárquica, dividiéndose en páginas y subpáginas, lo que hace muchísimo más fácil el hecho de navegar por la web/ blog.

También encontramos los posts, que son piezas de contenidos que escribimos en las páginas de nuestro blog. Pueden ser artículos de muy distintos tipos y temáticas, desde educativos hasta de divulgación.

Por otro lado, mientras que una página puede ser la página de inicio, un post no puede serlo, tiene que ir inserto en la página de blog. Además, mientras que las páginas se pueden organizar en páginas y subpáginas, los posts pueden organizarse en torno a las categorías y con las palabras clave, la cuales, las últimas, nos ayudan mucho a posicionar nuestro contenido en la web.

Podemos diferenciar páginas y posts en función de su objetivo y el tipo de contenido que lleva cada elemento.

Las páginas sirven básicamente para organizar la estructura de la web y para incorporarlas a nuestra estrategia de marketing, mientras que los posts se utilizan para atraer la atención de nuestros usuarios gracias a su calidad. La página cuenta la historia o traslada al usuario el mensaje de un usuario, mientras que un post difunde una información, un pensamiento o cualquier otra cosa.

¿Añadirías algo más?

¿Qué tienen en común las páginas web que están bien posicionadas en Google? La consultora alemana Searchmetrics ha analizado más de 300.000 direcciones cuya posición en el ranking de Google era la ideal para cualquier página web. De este análisis ha extraído los principales factores que hacen subir puestos en el top 10 del gigante buscador.

El SEO se vuelve SOCIAL: factores del ranking de Google que están cambiando

El análisis fue realizado en páginas de EEUU, pero es muy posible que se aplique (si no lo está aplicando Google ya) en España. Los hallazgos de la consultora tras el estudio de los factores más importantes fueron sorprendentes, unos resultados que, aunque para muchos profesionales del sector ya eran casi una realidad (o un secreto a voces), para muchas pequeñas empresas y negocios en la red obliga a recomponer su estrategia de SEO.

Una de las evidencias que arroja el estudio es que las palabras clave están perdiendo la importancia que hasta ahora tenían. No sólo desde el punto de vista on-page o técnico (como puede ser el nombre del dominio o URL), sino también en los textos de los enlaces (anchor texts). Los días de la optimización de palabras clave parece que están contados. Esto no significa que haya que olvidarse de crear un listado de palabras clave para posicionar nuestro sitio web, ni que trabajar una serie de términos claves haya quedado obsoleto, sino que simplemente estas recomendaciones toman otros carices y niveles de importancia.

Por ejemplo, no es tan importante que en el nombre del dominio aparezca una palabra clave, sino que será factor más notorio que tenga presencia un término relevante en el título o la descripción de la página.

Las marcas son la excepción que confirma la regla. Los primeros puestos en SERPs están ocupados por las marcas y puede decirse que los sitios web de las marcas, en general, no cumplen la mayoría de los principios básicos de optimización on-page. 

Eso lleva a pensar que el peso de lo social es clave para el SEO. Los sitios web en primera posición en Google, analizados por la consultora, son los que más likes, shares, +1’s y menciones en Twitter. El SEO se está volviendo social. 

No cabe la menor duda que Google no hace oídos sordos al ruido que generan las redes sociales, donde se concentra la mayor parte de los usuarios en la red. Desde la perspectiva del buscador, que una web genere más señal social, indica que más usuarios están interesados en su contenido ergo su contenido es valioso para ellos, y por lo tanto debe ser mostrado en posiciones más altas en el ranking.

El eco generado por las redes sociales se conforma como una señal fiable de contenidos de buena calidad para Google. 

Otro aspecto que merece la pena mencionar es la relación entre SEO y publicidad. Parece que la moderada integración de banners publicitarios (Adsense) en los sitios web no se considera un obstáculo para las buenas posiciones en Google.

Hay que recordar que Google es una máquina, y como máquina (por mucho que nos pese) no dejará de actualizarse y de crear nuevos parches. Lo que hoy vemos como sentencias y normas básicas, mañana podrían cambiar y no ser tan importantes.

Imagen de hallaminternet.com

Fuente: SEO Ranking Factors – Rank Correlation 2013 for Google USA

Hoy en día, es de sobra conocida por los mercados la utilidad que tienen los medios sociales para incrementar el número de ventas y de seguidores de una marca. Es extraño encontrarse con una empresa/marca que no tenga su página web, twitter, facebook, etc.

Pero ¿de qué sirve todo esto si no nos paramos a analizar los resultados? Cuando se realiza una campaña publicitaria en medios convencionales (radio, tv, etc.) siempre existe una partida de presupuesto que se dirige al análisis de los resultados de dicha campaña, para no volver a cometer los mismos errores y para incrementar los aciertos. Bien, pues en los medios sociales ha de hacerse exactamente lo mismo.

Y ¿cómo se analizan los resultados en los medios sociales? Pues de una forma muy sencilla: “escuchando”.

La escucha ayuda a enlazar los pensamientos y sentimientos de los consumidores con los intereses de la marca y ésta se realiza a través de una eficiente Gestión de la Reputación Online.

¿Qué es la reputación on-line?

En primer lugar, debemos diferenciar claramente los términos marca y reputación:

La marca es la imagen de nuestra empresa (o persona) que transmitimos a través de nuestro logotipo, comunicación corporativa y a través de los medios publicitarios. La reputación, sin embargo, se construye a partir de las opiniones y conversaciones que tienen las personas sobre una marca. En definitiva, es el prestigio que una empresa o persona tiene entre los consumidores.

La reputación online es el reflejo de este prestigio en Internet. Por lo tanto, la reputación online se definiría como la imagen resultante de unir todas las opiniones, ideas, menciones, etc., sobre nuestra marca que han vertido los usuarios en Internet. Se calcula que aproximadamente un 30% de la reputación de una marca está en la Red.

 Gestión de la Reputación Online

Una eficiente Gestión de la Reputación Online cuenta con tres fases:

1) La primera fase trata de conocer qué se está diciendo de nuestra marca en Internet. El método más eficaz para llevar a cabo esta fase es la monitorización para la cual existen ciertas herramientas que nos ayudan a extraer la información de los medios sociales. Entre las herramientas gratuitas más comunes se encuentran Google alerts, Google trends, Icerocket o Addic-o.matic, sin olvidar los propios buscadores de cada medio social: Twitter Search, buscador de Facebook, etc.

2) La segunda fase consiste en analizar la información recogida, haciendo un análisis cualitativo de lo que se dice y priorizando los mensajes negativos como los más importantes para su seguimiento. Gracias a este análisis sabremos cuáles son nuestros aciertos y en qué fallamos.

3) La tercera y última fase consiste en trabajar sobre los mensajes negativos para contrarrestarlos y aprender de esas críticas siempre que sean constructivas. En esta fase podemos tomar diferentes decisiones para intentar mejorar esos sentimientos negativos hacia la marca para convertirlos en los más positivos posibles, ya sea dando réplica a esas críticas, creando una buena campaña de comunicación, desarrollando un concurso, etc., y, por supuesto, mejorando el producto o servicio.

 
 
Imagen|El blog de German autor @germanpv




apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?