Nuestro blog

Ya sabemos que WordPress es uno de los CMS, o gestores de contenidos más populares que existen debido, entre otros motivos, a su facilidad de uso y la gran cantidad de funcionalidades que ofrece gracias a los plugins, de muy fácil integración en nuestros blogs.

logos de wordpressPara los neófitos, la terminología puede resultar muy confusa, y dos de los elementos que más se confunden son posts y páginas.

Las páginas son contienen contenidos estáticos que no son sensibles al tiempo, y que, generalmente no se van a cambiar mucho, como los servicios que ofrezcamos y las páginas “Sobre mí”.

La página de inicio es, generalmente, una página que dejamos estática, y podemos identificar fácilmente las mismas si miramos el menú, por ejemplo, de un blog, ya que en el menú podemos ver distintas pestañas que llevan a distintas páginas.

Por otro lado, las páginas pueden organizarse de forma jerárquica, dividiéndose en páginas y subpáginas, lo que hace muchísimo más fácil el hecho de navegar por la web/ blog.

También encontramos los posts, que son piezas de contenidos que escribimos en las páginas de nuestro blog. Pueden ser artículos de muy distintos tipos y temáticas, desde educativos hasta de divulgación.

Por otro lado, mientras que una página puede ser la página de inicio, un post no puede serlo, tiene que ir inserto en la página de blog. Además, mientras que las páginas se pueden organizar en páginas y subpáginas, los posts pueden organizarse en torno a las categorías y con las palabras clave, la cuales, las últimas, nos ayudan mucho a posicionar nuestro contenido en la web.

Podemos diferenciar páginas y posts en función de su objetivo y el tipo de contenido que lleva cada elemento.

Las páginas sirven básicamente para organizar la estructura de la web y para incorporarlas a nuestra estrategia de marketing, mientras que los posts se utilizan para atraer la atención de nuestros usuarios gracias a su calidad. La página cuenta la historia o traslada al usuario el mensaje de un usuario, mientras que un post difunde una información, un pensamiento o cualquier otra cosa.

¿Añadirías algo más?

¿Qué tienen en común las páginas web que están bien posicionadas en Google? La consultora alemana Searchmetrics ha analizado más de 300.000 direcciones cuya posición en el ranking de Google era la ideal para cualquier página web. De este análisis ha extraído los principales factores que hacen subir puestos en el top 10 del gigante buscador.

El SEO se vuelve SOCIAL: factores del ranking de Google que están cambiando

El análisis fue realizado en páginas de EEUU, pero es muy posible que se aplique (si no lo está aplicando Google ya) en España. Los hallazgos de la consultora tras el estudio de los factores más importantes fueron sorprendentes, unos resultados que, aunque para muchos profesionales del sector ya eran casi una realidad (o un secreto a voces), para muchas pequeñas empresas y negocios en la red obliga a recomponer su estrategia de SEO.

Una de las evidencias que arroja el estudio es que las palabras clave están perdiendo la importancia que hasta ahora tenían. No sólo desde el punto de vista on-page o técnico (como puede ser el nombre del dominio o URL), sino también en los textos de los enlaces (anchor texts). Los días de la optimización de palabras clave parece que están contados. Esto no significa que haya que olvidarse de crear un listado de palabras clave para posicionar nuestro sitio web, ni que trabajar una serie de términos claves haya quedado obsoleto, sino que simplemente estas recomendaciones toman otros carices y niveles de importancia.

Por ejemplo, no es tan importante que en el nombre del dominio aparezca una palabra clave, sino que será factor más notorio que tenga presencia un término relevante en el título o la descripción de la página.

Las marcas son la excepción que confirma la regla. Los primeros puestos en SERPs están ocupados por las marcas y puede decirse que los sitios web de las marcas, en general, no cumplen la mayoría de los principios básicos de optimización on-page. 

Eso lleva a pensar que el peso de lo social es clave para el SEO. Los sitios web en primera posición en Google, analizados por la consultora, son los que más likes, shares, +1’s y menciones en Twitter. El SEO se está volviendo social. 

No cabe la menor duda que Google no hace oídos sordos al ruido que generan las redes sociales, donde se concentra la mayor parte de los usuarios en la red. Desde la perspectiva del buscador, que una web genere más señal social, indica que más usuarios están interesados en su contenido ergo su contenido es valioso para ellos, y por lo tanto debe ser mostrado en posiciones más altas en el ranking.

El eco generado por las redes sociales se conforma como una señal fiable de contenidos de buena calidad para Google. 

Otro aspecto que merece la pena mencionar es la relación entre SEO y publicidad. Parece que la moderada integración de banners publicitarios (Adsense) en los sitios web no se considera un obstáculo para las buenas posiciones en Google.

Hay que recordar que Google es una máquina, y como máquina (por mucho que nos pese) no dejará de actualizarse y de crear nuevos parches. Lo que hoy vemos como sentencias y normas básicas, mañana podrían cambiar y no ser tan importantes.

Imagen de hallaminternet.com

Fuente: SEO Ranking Factors – Rank Correlation 2013 for Google USA

Hoy en día, es de sobra conocida por los mercados la utilidad que tienen los medios sociales para incrementar el número de ventas y de seguidores de una marca. Es extraño encontrarse con una empresa/marca que no tenga su página web, twitter, facebook, etc.

Pero ¿de qué sirve todo esto si no nos paramos a analizar los resultados? Cuando se realiza una campaña publicitaria en medios convencionales (radio, tv, etc.) siempre existe una partida de presupuesto que se dirige al análisis de los resultados de dicha campaña, para no volver a cometer los mismos errores y para incrementar los aciertos. Bien, pues en los medios sociales ha de hacerse exactamente lo mismo.

Y ¿cómo se analizan los resultados en los medios sociales? Pues de una forma muy sencilla: “escuchando”.

La escucha ayuda a enlazar los pensamientos y sentimientos de los consumidores con los intereses de la marca y ésta se realiza a través de una eficiente Gestión de la Reputación Online.

¿Qué es la reputación on-line?

En primer lugar, debemos diferenciar claramente los términos marca y reputación:

La marca es la imagen de nuestra empresa (o persona) que transmitimos a través de nuestro logotipo, comunicación corporativa y a través de los medios publicitarios. La reputación, sin embargo, se construye a partir de las opiniones y conversaciones que tienen las personas sobre una marca. En definitiva, es el prestigio que una empresa o persona tiene entre los consumidores.

La reputación online es el reflejo de este prestigio en Internet. Por lo tanto, la reputación online se definiría como la imagen resultante de unir todas las opiniones, ideas, menciones, etc., sobre nuestra marca que han vertido los usuarios en Internet. Se calcula que aproximadamente un 30% de la reputación de una marca está en la Red.

 Gestión de la Reputación Online

Una eficiente Gestión de la Reputación Online cuenta con tres fases:

1) La primera fase trata de conocer qué se está diciendo de nuestra marca en Internet. El método más eficaz para llevar a cabo esta fase es la monitorización para la cual existen ciertas herramientas que nos ayudan a extraer la información de los medios sociales. Entre las herramientas gratuitas más comunes se encuentran Google alerts, Google trends, Icerocket o Addic-o.matic, sin olvidar los propios buscadores de cada medio social: Twitter Search, buscador de Facebook, etc.

2) La segunda fase consiste en analizar la información recogida, haciendo un análisis cualitativo de lo que se dice y priorizando los mensajes negativos como los más importantes para su seguimiento. Gracias a este análisis sabremos cuáles son nuestros aciertos y en qué fallamos.

3) La tercera y última fase consiste en trabajar sobre los mensajes negativos para contrarrestarlos y aprender de esas críticas siempre que sean constructivas. En esta fase podemos tomar diferentes decisiones para intentar mejorar esos sentimientos negativos hacia la marca para convertirlos en los más positivos posibles, ya sea dando réplica a esas críticas, creando una buena campaña de comunicación, desarrollando un concurso, etc., y, por supuesto, mejorando el producto o servicio.

 
 
Imagen|El blog de German autor @germanpv




Los ciclos de compra ya no son lo que eran. El embudo con el que gráficamente se definía al proceso de compra tradicional ha cambiado con la llegada de las nuevas tecnologías y las herramientas digitales. Con ellas la actitud del consumidor ante la marca es completamente diferente. Ahora las marcas ya no tienen que estar al principio de aquel embudo para conseguir llegar hasta la venta. El marketing de contenidos tiene mucho que decir ante este cambio de mentalidad.

¿Cómo aprovechar el poder del marketing de contenidos?

La consultora global, McKinsey & Company, señala que el proceso de toma de decisiones de los consumidores de hoy en día es circular. En él, hay 4 fases clave en las que las marcas pueden conseguir la tan ansiada venta, tras el momento en el que el consumidor ha decidido comprar algo.

La primera se traduce en un examen preliminar, en la cual se piensan en las marcas más conocidas. La cantidad de productos disponibles en el mercado junto con la gran presión que ejercen los medios de comunicación, da lugar a una reducción considerable en el número de marcas que los consumidores consideran inicialmente. Este punto es quizá el más crítico. Las marcas que han sido consideradas en esta primera fase por un comprador, tienen hasta tres veces más posibilidades de ser adquiridas.

La segunda es una evaluación activa de las opciones disponibles, investigando las posibles compras hasta llegar al cierre y toma de decisión. Esta sería la tercera fase y se concretaría en el acto de compra.

McKinsey & Company

La última, pero no menos importante es la fase de post-compra, momento en el que los consumidores experimentan los productos que han adquirido y en el que la marca también debe estar muy presente para atender sus dudas, aclaraciones y opiniones. Esta fase es la que impulsará en ciclo de lealtad del consumidor. Un consumidor fiel a una marca se saltará la primera y segunda fase e irá directamente a la compra.

¿En qué puede ayudar el marketing de contenidos?

Siempre ha existido marketing de contenidos. Lo que conocemos hoy es una evolución de las primeras técnicas de marketing que trabajaban con el contenido editorial para comercializar los productos y servicios de las marcas.

El contenido que antes se solía realizar en formato físico (periódicos, anuncios, circulares, vídeos), ahora se entrega en digital a través de motores de búsqueda, correo electrónico, redes sociales y blogs.

El mantra que se impone hoy en día es que, si se construye un buen contenido, se generará un círculo que empezará en la visita del sitio web de la marca y acabará en la compra de sus productos.

Los estudios no dan lugar a dudas acerca de la capacidad de impacto en el cliente:

  • El 20% de los internautas pasa el tiempo conectados consumiendo contenido.
  • El 68% utiliza su tiempo en la red leyendo acerca de las marcas que le interesan.
  • El 57% lee información de marketing de contenidos, al menos, una vez al mes.
  • El 80% de los usuarios empatizan más con la marca a través del contenido personalizado.

El objetivo de cualquier empresa debe ser atraer, retener y ayudar a que los clientes no sólo compren más sino que den un paso más y se conviertan en evangelistas de la marca.

¿Por qué las marcas necesitan el content marketing?

El marketing de contenidos mejora la lealtad de la marca, genera más oportunidades de ventas y conversiones. Si todavía no te convence, esto seguro que lo hará: cuesta un 62% menos que los métodos tradicionales de comercialización.

Pero los beneficios no sólo se quedan ahí. El marketing de contenidos también ayuda a mejorar el SEO. Cuando se crea un contenido útil y relevante, los buscadores reconocen que se está proporcionando información real que ayuda a los usuarios y, de esta forma, promocionará la marca dejando que aparezca más alto en las páginas de resultados de búsqueda (SERP’s).

El contenido útil se comparte (¿acaso nadie ha enviado un correo electrónico a un conocido o familiar con alguna página web de interés en la época en la que no había redes sociales?). El hecho de compartir está en nuestro ADN internauta. El contenido agrega valor, la gente lo comparte con otros, y ayuda a ganar credibilidad.

Por último, los buenos contenidos ayudan a tomar decisiones de compra. Si volvemos la mirada al principio de este artículo en el que se hablaba del nuevo ciclo de compra, el marketing de contenidos ayuda a forjar y potenciar tres aspectos clave: la visibilidad de marca, la confianza del usuario en ella y su lealtad a la empresa. Content marketing y marcas, love is in the air.

Imagen de brandignity

Fuente: Social Media Today, Infografía: “A guide to marketing genius: content marketing”.

Todos sabemos que el trabajo diario del Community Manager incluye una gran variedad de tareas que van desde escribir un post hasta viralizarlo para compartirlo con la comunidad, pero, aún son muchas personas las que piensan que el Community Manager es simplemente quien juega todo el día con Facebook y con Twitter.

manos en computadora

Si lo pensamos bien, todas las tareas referentes a la comunidad derivan de un mismo sitio, la monitorización de las diferentes conversaciones que se producen en internet acerca de nosotros. Una vez las tenemos localizadas, debemos evaluar qué tipo de conversaciones son, ya que no actuaremos igual en cada caso.

En caso de encontrar algo positivo acerca de nosotros, lo que haremos será pensar si respondemos en público o en privado, y, para lograr un engagement mayor, intentaremos conversar con ese usuario un poco más. Sin embargo, si lo que encontramos es una queja, procederemos de forma distinta. El usuario puede estar descontento con la marca en sí o solo con el producto, o con ambas, pero, abordemos las situaciones por separado.

Si el cliente está descontento con el producto, nosotros como Community Managers nos pondremos en contacto con él para intentar ayudarle. En caso de que no podamos hacerlo, debemos hacer ver al usuario que vamos a hacer lo posible para darle las pautas que debe seguir para solucionar el problema: con quién ponerse en contacto, por ejemplo, y tratar de crear el engagement mostrándole nuestra completa implicación con su problema.

Es posible que el descontento sea con la marca, y en este caso, lo que haremos será analizar si la queja es sensata, es decir, si tiene razón de ser, y tratar de averiguar algo sobre el usuario que la interpone. Si no lo es, no debemos preocuparnos, ya que puede ser un troll que lo que pretende es desprestigiarnos.

Pero si la queja tiene una mínima sensatez debemos intentar crear el engagement conversando con el cliente para ver cuál es el problema exactamente y explicarle, en la medida de lo posible, qué vamos a hacer para solucionar su problema, con lo que, si se lo resolvemos, será posible convertir a un usuario descontento en un prescriptor de nuestra marca. Si el resultado de la conversación mantenida con ese usuario es positivo para nosotros, podemos conversar con él públicamente, con lo que nos aseguramos que otros usuarios ven la gestión que estamos realizando de esta situación, lo cual nos ayudará casi con toda seguridad a mejorar nuestra imagen de marca, pero, si el resultado nos es desfavorable, es mejor intentar resolverlo en privado.

No obstante, sea cual sea el resultado, en todo caso debemos seguir monitorizando las conversaciones para evitar que se vuelvan a producir situaciones no deseadas y ver cómo evolucionan las que ya hemos abordado.

La última edición del Congreso Web en Zaragoza los días 7, 8 y 9 de junio ha congregado a importantes figuras y profesionales del Social Media, el SEO y el Marketing Online de toda España. Sus ponencias han dejado aspectos muy prácticos para las marcas, pequeñas empresas, agencias y profesionales freelance del sector, y han compartido con ellos algunas de las herramientas más útiles que utilizan en su día a día.

¿Qué herramientas usan los profesionales del marketing online?

Los profesionales claves en el panorama digital se han dado cita en uno de los eventos más importantes del país, el Congreso Web en Zaragoza, con más de 50 horas de conferencias, talleres y actividades desde el viernes hasta el domingo al mediodía.

No hay que pecar de herramientitis” como dice Fernando Muñoz (@señormuñoz, consultor SEO) porque “no nos lo va a decir todo” de nuestro trabajo. Pero hay que reconocer que muchas aplicaciones y herramientas disponibles en la web han transformado la manera de organizar la información, te entender lo que está pasando alrededor de una marca o de un negocio en la red y de perseguir los objetivos de una forma más coherente y realista.

Eso sí. Junto con la medición, viene el análisis y, con él, la interpretación de todos los datos que se han recopilado (@javiergodoy y @fernandomacia).

“No hay que pecar de herramientitis, porque la herramienta no nos lo va a decir todo” Fernando Muñoz (@señormuñoz)

Social Media tools de cabecera

Clara Ávila (@claraavilac) consultora en Marketing Digital en The Cocktail, destacó dos buenas herramientas. Por un lado, Pirendo como herramienta de análisis profesional de redes sociales, y que permite una información muy clara y completa de todo lo que ocurre (número de personas que han compartido las publicaciones, número de RT’s, alcance de los mensajes, entre otros). La ventaja es que toda la interfaz está en español y las herramientas semánticas también están adaptadas al idioma.

Para planificar el contenido en redes sociales, Social Raid ofrece una interesante herramienta. Aunque todavía está en fase beta, ofrece una buena propuesta para conjugar la medición de resultados con el análisis de la eficacia. Permite diseñar la estrategia de contenidos, marcar objetivos y asignar tareas en grupo, lo que resulta perfecto para trabajar en equipo dentro de una empresa o una agencia.

Ismael E-Qudsi, CEO en Internet República y gran conocedor del mundo de Internet, también recomendó en su ponencia la práctica herramienta Export.ly (ahora incluido dentro de SimplyMeasured) que permite exportar los followers de Twitter a un Excel con toda la información de los mismos: ubicación, competidores, listas, personas de mayor influencia, etc.

De Social Metrics y de Social Data habló largo y tendido Javier Godoy, conferenciante, profesor y experto en el campo de la analítica en medios sociales. Desde su opinión como profesional desde hace más de 13 años en el sector, compartió a los asistentes las que son para él las herramientas más destacadas en el campo de la medición de datos:

  • Facebook Insights y Wisemetrics para Facebook, la cual ofrece una información muy completa con datos, análisis y gráficos que pueden ser exportados en Power Point.
  • Twitter Analytics y Crowdbooster para Twitter. Especialmente este último con un componente muy valioso para monitorizar, focalizar las acciones en redes sociales y que ofrece un plan personal para Pymes y usuarios que podrán empezar a trabajar con esta herramienta de manera gratuita (aunque cuenta también con un “plan pro”)
  • Youtube Analytics para Youtube.
  • Hootsuite para la gestión de las redes sociales como Facebook, Twitter, Google+, Linkedin y Foursquare, entre otras.
  • Sprout Social, un software que permite medir el engagement de Facebook. Twitter y Google+
  • Twitonomy que ofrece la posibilidad de obtener detallados análisis de los tweets de, obtener ideas de nuevos seguidores, crear listas, ordenarlas y navegar entre ellas o seguir los click en los enlaces a los tweets, entre otras muchas cosas. 

Juan Alberto Bodas, Social Media Strategist en Effective Talk, dibuja un cuadro en el que se contemplan desde las herramientas más básicas (como Google Alerts o Addictomatic, para estar al día de las tendencias en la red o Technorati para conocer a los influencers), hasta las más avanzadas (y de pago) que ofrecen información con más detalle.

Es el caso de SocialBackers, una aplicación que muestra datos muy útiles sobre las empresas y marcas de la competencia y el contenido que más interesa (y a qué hora interesa) a los usuarios y seguidores de la red social como Facebbok, Twitter, Youtube, Google+ o Linkedin.

Sin duda, contar con la herramienta apropiada resulta de gran ayuda, pero no acaba aquí el trabajo. Después queda todo el proceso de análisis para saber si la estrategia escogida es realmente la adecuada, redefinirla si acaso no se está haciendo lo correcto y probar, ante todo sin miedo a probar cosas nuevas. Y es que el usuario cambia casi a la misma velocidad como a la que se hace un click de ratón.

Imagen de jasonahowie en Flickr.

Nuestro país ya es el cuarto país europeo con más facturación en el sector del comercio electrónico. Estas cifras pueden animar a más de uno a abrir su propia tienda online, pero que ésta aparezca entre los primeros resultados no es tarea de “dos días”. Es esfuerzo y la estrategia es fundamental para conseguir buenos resultados. Si todavía no has logrado cumplir tus objetivos, es mejor que sigas leyendo con atención.

8 buenos ‘SEO consejos’ para tu ecommerce

Según los datos de Ecommerce Europe, España es el cuarto país europeo en facturación de comercio electrónico, con casi 13 millones de euros. En primeras posiciones se encuentra Reino Unido con algo más de 96 millones, Alemania con 50 millones y Francia con 45 millones.

Pero si analizamos el sector, posiblemente encontremos que esta astronómica cantidad esté formada por algunos de los ecommerce que mejor lo están haciendo a nivel SEO (optimización para buscadores), e-marketing y Social Media pero el resto, un buen número de tiendas online, todavía cojean en alguna de estas patas, especialmente en la primera.

¿Qué están haciendo mal? O, planteado de otra forma, ¿qué es lo que le faltan a estas tiendas online para aparecer en los resultados de Google? Enumeremos 8 consejos básicos y muy útiles:

1. Palabras claves “a tutiplén” no es una buena estrategia

Trabajando con una o dos palabras clave por cada página del sitio web y teniendo un buen contenido relacionado para cada una, Google tendrá más que suficiente para trabajar. Si se cae en el exceso de introducir las palabras claves de manera masiva en el título, la descripción, el contenido, las etiquetas ‘alt’ o interconectando todas las páginas, se estará poniendo de manifiesto al motor de búsqueda que el sitio está construido para Google y no para los usuarios (quienes finalmente comprarán).

2. Reforzar el contenido

Google ama el buen contenido y, en su afán por ofrecen al usuario la información más relevante, no dudará en sacar una nueva actualización para mejorarlo, y más teniendo en cuenta la buena experiencia que tuvo con Panda.

El ecommerce es sensible a este tipo de actualizaciones, por eso es preciso que se sumen esfuerzos por mejorar el contenido. Para ello, es mejor utilizar descripciones únicas en cada producto, si esto no es posible, lo mejor será crear dentro del sitio web contenido único y útil (por ejemplo, a través de un blog). Teniendo en cuenta que los resultados de búsqueda se están moviendo en dirección a los contenidos será mejor ir con la corriente que luchar contra ella.

3. Ser “móvil”

Según Forbes, más del 20% de las compras online se realizan ahora desde dispositivos móviles. Si el sitio web no está adaptado, se estarán perdiendo clientes.

4. Ser “Penguin friendly”

Tras la actualización del ‘pingüino’ las cosas han cambiado mucho en Google. Los ecommerce deben centrarse en los click en lugar de palabras clave al obtener enlaces, utilizar una gran variedad de enlaces diferentes, que estos sean manuales, utilizar herramientas White-SEO y huir de la construcción de enlaces de masas. ¿Una pista? Utilizar las redes sociales para construir relaciones que darán lugar a enlaces naturales.

5. Usar las redes sociales como ventana hacia el sitio web

El éxito del social media es algo más que colocar un botón en la web que rece “Síguenos en”. Las estrategias más exitosas fomentan opiniones, crea comunidades y comparten contenido como fotos y vídeo.

¿Pero ayudan realmente al SEO? Los motores de búsqueda no sólo valoran un buen código y buenos contenidos, también encuentran positivo que un ecommerce sea bien valorado por sus clientes. El ‘boca a boca’ online es un hecho.

6. Utilizar schema.org

Cualquier tienda online debe utilizar schema.org para etiquetar correctamente los detalles del producto y los precios de los mismos. Este código asegurará que los productos y servicios se muestran correctamente en los SERPs, es decir, en las descripciones de las páginas que muestra Google en los resultados de búsqueda.

Los microdatos, la base de los schemas, se añaden dentro del código HTML, permitiendo añadir mayor información al motor de búsqueda, posibilitando que el contenido del sitio web se entienda mejor y mostrándolo de manera más útil, eficiente y relevante.

7. A veces es mejor dejar que los clientes no hagan más allá de la compra

A menudo nos encontramos con sitios web que nos “asaltan” con ventanas emergentes solicitándonos un click “extra”, para registrarnos en la web, para suscribirnos a su newsletter, etc. Si no se observan conversiones reales con este tipo de prácticas, lo mejor es eliminarlas. Con cada click adicional se pueden llegar a perder clientes.

8. Proporcionar valor añadido

Puede sonar típico, pero no pasa de moda. Generar una razón de peso para que los usuarios vuelvan a nuestro tienda online, en vez de irse a la competencia es lo que crea clientes fieles.

Esto puede lograrse con productos únicos, desde luego, pero si no contamos con ellos, podemos dar una información única para cada producto, una descripción y comentarios que no sólo sean los del texto del distribuidor o fabricante. También se puede trabajar la satisfacción del cliente con envíos gratuitos, precios más bajos o cuidando la entrega. Por supuesto, generando un sitio atractivo y una excelente experiencia en el sitio web.

Si tenéis algún consejo extra, no dudéis en dejárnoslo en los comentarios, ¡queremos saber vuestras opiniones! 🙂

Imagen Flickr

Artículo relacionado: ¿Por qué no vende mi tienda online?

Internacionalización digital

La búsqueda de nuevos mercados fuera de nuestras fronteras se está convirtiendo en una necesidad para casi todas las empresas. Una vez que una empresa es consciente que debe iniciar su proceso de internacionalización, lo primero que debería tener claro es que su éxito se sustentará sobre tres pilares que deberá construir en el país al que desee exportar: deberá tener presencia en ese mercado, deberá dar a conocer su marca y, lo más difícil, deberá generar confianza.

casa, pájaro y marca

Tradicionalmente estos pilares se han construido a base de buscar socios locales o distribuidores, visitas a ferias, viajes comerciales, publicidad, etc. Un camino largo y a menudo costoso en tiempo y recursos, sobre todo para una pyme. Sin embargo, las nuevas tecnologías y los medios sociales han abierto un campo de nuevas  posibilidades para una internacionalización más focalizada, controlada y con menos coste.

Así, la presencia física en otro país la podemos sustituir por una presencia en Internet con páginas informativas, tienda digital y redes sociales en el idioma de ese país. Nuestra marca se da a conocer con sencillas campañas publicitarias online y la confianza se genera construyendo pequeñas comunidades de interesados por nuestros productos con ayuda de las redes sociales.

Aún vendiendo poco al principio, este proceso nos permite identificar el tipo y comportamiento del potencial cliente, conocer a la competencia y los precios que maneja, se nos acercarán posibles distribuidores y podremos ir adaptando lentamente nuestra empresa a las nuevas necesidades.

La buena noticia es que, además, ahora el ICEX apoya este tipo de internacionalización, pues financia una parte importante del proyecto. Así Icex Next, que es como se llama el programa, ofrece asesoramiento y ayuda económica durante 24 meses para que cualquier pyme con un perfil interesante internacionalice.

El programa consiste en:

  • una asesoría inicial para evaluar el potencial exportador y hacer un análisis del modelo de negocio. El coste de esta asesoría es asumido completamente por el Icex.
  •  Un asesoramiento específico de hasta 60 h para la mejora de la competitividad. Es obligatoria la contratación de al menos 30h, en las cuales se diseñará el Plan de Internacionalización y se desarrollará el Plan de Negocio. Las otras 30h son para un asesoramiento específico enfocado a mejorar la competitividad

Noergia e Icex Next

Dentro del asesoramiento específico es dónde podéis contar con ayuda de especialistas en social media, tiendas digitales o publicidad online. Entre ellos también  podéis elegir los servicios de Noergia a través de mi persona. Para ello, una vez inscritos, sólo tendríais que seleccionar, en Web y Tecnología, la pestaña e-Commerce, donde aparezco.

consultor icexnext de tecnología

 Apoyo económico a la internacionalización por parte del Icex

El ICEX cofinancia el 50% de los gastos realizados por la empresa, siendo el apoyo total máximo de 12.700€. Aquí os dejo la tabla de cómo se reparte el dinero.

FINANCIACIÓN TOTAL 100% ICEX EMPRESA
Análisis modelo de negocio 300 € 300 € 0 €
FINANCIACIÓN TOTAL 50% ICEX 50% EMPRESA
Asesoramiento obligatorio 2.400 € 1.200 € 1.200 €
Asesoramiento voluntario 2.400 € 1.200 € 1.200 €
Gastos promoción + personal 20.000€ 10.000 € 10.000 €
TOTAL 25.100€ 12.700 € 12.400 €

Además, ICEX Next ofrece una bolsa de candidatos con perfil internacional para formar parte de vuestro departamento internacional.

En resumen, una interesante iniciativa para que cualquier pyme empiece a exportar minimizando riesgos.

Estoy a vuestra disposición para cualquier pregunta en info@noergia.com, o en los comentarios de este artículo.

No hay que hablar a estas alturas del marketing de contenidos, de la importancia creciente que adquiere día a día como forma de proporcionar valor a los usuarios y modo de posicionarnos como expertos o referentes en un sector determinado.

Las marcas apuestan cada vez más por el contenido para diferenciarse de su competencia y ofrecer algo distinto, para convertirse en un referente en cuanto a información y a la creación de una gran experiencia de cliente, que, por supuesto, implica generar y compartir contenido de calidad con el que generar ese engagement con el usuario- cliente tan deseado por todas las marcas sin excepción, logrando además, una mayor visibilidad y relevancia.

Por otro lado, lo visual es lo que mejor se graba en nuestro cerebro, recordamos mejor una imagen, una foto, un vídeo, que un artículo escrito, y por ese motivo, además de dichos artículos, es más que conveniente incluir en nuestra estrategia de contenidos esos contenidos, valga la redundancia, que hacen que el usuario, que al fin y al cabo es quien los consume, los recuerde y los comparta.

Ya lo dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras, y si la imagen es mental, muchísimo mejor, ¿no?

Lo mejor de las imagenes visuales es que nos ayudan muchísimo a ordenar nuestras ideas, de ahí el poder de SlideShare, una plataforma en la que podemos compartir presentaciones de cualquier índole, propias o de otros usuarios, presentaciones que generalmente ayudan a clarificar muchos conceptos, o que incluso podemos utilizar como recurso para crear manuales que no sean tan pesados de leer, exponiendo simplemente algunos conceptos a destacar.

SlideShare es uno de los mejores amigos del gestor de contenidos, el Content Manager, puesto que se puede convertir fácilmente un post en una presentación fácil de visualizar y aprehender, sin necesitar pasar tiempo leyendo artículos que en algunas ocasiones pueden resultar muy enrevesados, además de ofrecer la posibilidad de insertar las presentaciones que subimos a este canal en nuestros blogs o webs.

Las presentaciones son piezas de contenido que se viralizan muy bien por ser fáciles de leer.

Aquí tenéis alguna de las nuestras, a modo de ejemplo:

Mylibreto, la plataforma para dar a conocer los libros

Comunicación en Internet y las redes sociales desde la Administración Pública

Y tú, ¿las usas?

En este sector nunca se acabará sabiéndolo todo, teniendo en cuenta que cada día aparecen actualizaciones y nuevas pistas sobre cómo sacar el máximo partido a las redes sociales. 

10 buenos consejos sobre Social Media que las marcas a menudo ignoran

Muchos negocios y pequeñas empresas creen, de manera errónea, que utilizar los Social Media para su empresa es lo mismo que publicar su estado en sus perfiles personales. Hasta los expertos en redes sociales comparten entre ellos lecciones, creencias y experiencias para mejorar en su trabajo. Así que, pongámonos las pilas y empecemos a aplicar los consejos que nos dan aquellos los profesionales.

  1. Los medios sociales también ayudan al SEO: aunque no sustituye el trabajo de posicionamiento Web, si ayuda, y mucho. Hay que pensar que dos estrategias de marketing trabajan más y mejor que una sola. La participación en medios sociales influye en los resultados y rankings de búsqueda. Los buscadores entienden que si una empresa tiene más participación en sus perfiles de redes sociales ofrecerá un mayor valor al usuario. ¡Ojo! Nada de hacer trampas. Los seguidores tienen que ser “reales”, el bot de Google (o cualquier otro buscador) reconoce a sus “congéneres” en cuanto le ve el primer bit.
  2. No se pueden automatizar todas las actualizaciones: es cierto, las redes sociales llevan mucho tiempo, por lo que la automatización de las actualizaciones pueden ahorrarnos bastante trabajo pero restan el atractivo del social media. La “cruda realidad” es que los usuarios de redes sociales esperan hablar con otras personas (incluso cuando se dirigen a los perfiles corporativos de las empresas).
  3. El público objetivo de cualquier empresa utiliza redes sociales: los últimos estudios confirman que el 70% de la población adulta utiliza medios sociales. Sería un error pensar que nuestro público no tiene algún perfil social, porque si no lo tiene ahora, probablemente lo tendrá a corto plazo.
  4. A la hora de publicar contenido, la calidad prima sobre la calidad: no porque una empresa ofrezca más contenido generará más valor a sus usuarios. Lo cierto es que éstos se sentirán realmente abrumados cuanto más contenido reciban de las marcas. Hay que asegurarse que el contenido que ofrecemos se genera en su justa medida.
  5. No hay que externalizar el trabajo de gestión de redes sociales y “desentenderse”: contar con un profesional es importante pero también es clave que el propio CEO, gerente, director comercial o responsable del servicio de atención al cliente atienda a los usuarios, sobre todo cuando se trata de empresas de sectores muy técnicos o que requieran una formación concreta, como sería el caso del sector industrial.
  6. Así mismo, un becario no es la solución para llevar la representación de la empresa: las redes sociales no es sólo una estrategia de marketing de usar y tirar, es la imagen pública de la empresa. ¿Acaso dejaríamos que un becario, que está teniendo su primer acercamiento con la actividad profesional, llevase a sus espaldas el cierre de un importante acuerdo comercial para la empresa?
  7. Utilizar un manual o guía de estilo para responder o actualizar los perfiles de la empresa: de igual manera que se cuida el logotipo o el diseño de la página Web, también hay que cuidar el lenguaje y la gramática. Puede parecer un aspecto poco relevante, pero el usuario puede llegar a hacerse una imagen equivocada de una empresa que un día se dirige a sus usuarios en mayúsculas, otro día en minúsculas, que no respeta los signos de puntuación o que le trata tanto coloquialmente como de manera formal.
  8. Responder a los comentarios y preguntas de los seguidores: de igual manera que se atienden las preguntas de un cliente en una tienda física, se actúa ante un usuario en una red social. ¿Qué pasa con los comentarios negativos? Los expertos recomiendan “escoger con cuidado las batallas”. Es decir, algunos comentarios negativos están destinados sólo a conseguir cierta visibilidad. Hay que saber cuándo resulta apropiado dar un paso hacia atrás para no “añadir más leña al fuego”. Por otro lado, tampoco se deben eliminar los comentarios negativos que vienen por algún tipo de error por nuestra parte. Esta actitud sería vista como una falta de transparencia para la marca, y provocaría más comentarios negativos que el original.
  9. Las redes sociales por sí solas no hacen milagros de comunicación: para que el Social medial sea realmente efectivo, hay que invertir en estrategias, medios y marketing. ¿De qué sirve llevar a cabo estos consejos, si luego nuestra página Web tiene errores de arquitectura o usabilidad?
  10. Medir las acciones: el número de seguidores es importante, son una pieza importante del rompecabezas pero no es la única. Hay que pensar en un objetivo a la hora de gestionar las redes sociales: visibilidad, visitas a nuestra página, asistencia a un evento, la compra de un producto,… Es decir, que esos seguidores se conviertan en clientes.

¿Quieres ofrecer algún consejo extra? ¡Recuerda que si compartes tu experiencia, todos (incluso aquellos que creen que ya lo saben mucho) aprenderemos un poco más sobre Social Media! 🙂

Imagen thornleyfallis.ca

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?