8 ideas para sacar al libro de la irrelevancia

El libro se ha vuelto irrelevante por falta de presencia ahí donde hoy día se toman las decisiones, en los medios digitales. Así lo explicábamos en el artículo Excusas baratas: cómo se hunde la venta de libros mientras el sector confunde causas y efectos y cerrábamos éste diciendo que habrá que combatir el mal en su terreno, en Internet.

¿Qué se puede hacer al respecto? ¿Cómo sabremos que vamos por buen camino en el desafío de conseguir una presencia fuerte del libro en Internet?
¿Qué buenas prácticas se pueden esperar?
Aquí van ocho ideas:

(más…)

Leer más

El sector del libro acumula en España en los últimos cinco años una caída de casi el 35% en el número de ejemplares vendidos. Es lo que nos dice el recién publicado  Avance de resultados del estudio que hacen la Federación de Gremios de Editores de España y el Ministerio de Educación.

el libro se hunde, las editoriales se hunden

Un sector que no quiere ver lo que pasa (más…)

Leer más

Un visión desde la London Book Fair 2013

Las ferias suelen ser un buen sitio para pulsar la situación de un sector y la Feria del Libro de Londres 2013, que se celebró a finales de abril, no ha sido una excepción. En este aspecto, tres cosas me han llamado la atención. Dos esperadas: la imparable progresión del mundo digital en todos los ámbitos del libro y lo poco que se habla en el resto del mundo de la crisis del libro, un tema tan presente en España. Sin embargo, hay un tercer punto que sí me sorprendió: la fuerte tendencia entre los escritores de habla inglesa a autopublicarse.

Escritores y autopublicación, una tendencia imparable

En un interesantísimo debate, Orna Ross, Polly Courtney y Gareth Howard  desgranaron ante un público entregado las ventajas de que un escritor tome las riendas del destino de sus obras.

Una vez descontado el entusiasmo propio  de tres ponentes que precisamente son escritores que han triunfado autopublicándose (cada uno tenía alguna anécdota personal de la inoperancia de grandes editoriales como Penguin o Harper-Collins), quedan aún poderosas razones para tomar esta vía:

Leer más

Cada día se venden menos libros en el mundo porque el libro no tiene la presencia digital adecuada. En este artículo vamos a describir cómo se puede construir esa presencia que requiere el libro para ser encontrado en buscadores y para poder expandirse viralmente por las redes sociales.

Difundir libros por las redes sociales

La portada de un libro junto con la sinopsis o un pdf con un capítulo son maneras de representar al libro digitalmente. Se puede colgar el pdf en una web o se puede compartir la portada-sinopsis en, por ejemplo, Facebook. Sin embargo, hay que reconocer que no es una experiencia especialmente rica.  Un buen representante del libro debería ofrecer cierto dinamismo y, sobre todo, información complementaria. Hay ya alguna solución interesante en el mercado que ofrece esto, por ejemplo los widgets de BIC y de Book2look.

Estos widgets permiten ver parte del libro, incluir comentarios, ver dónde se puede adquirir la obra y, muy interesante, auto-compartirse en redes sociales y ser fácilmente “transportables” a otras webs, ya que el código de incrustación está puesto a disposición de cualquier internauta.

Los libros y el posicionamiento en buscadores

El tráfico de visitas a la mayoría de las webs es generado principalmente por los buscadores, que en España es tanto como decir Google. Si se quiere que mucha gente vea nuestro libro a través de su representante digital, éste deberá posicionar muy alto en los buscadores. Y no sólo para las palabras del título del libro, sino para toda una larga…

Leer más

Cada día millones de potenciales lectores van a teclear sus inquietudes en un buscador – “catedrales góticas”, “Barcelona” o “está operada Belén Esteban” – y éste no les va a corresponder con “Los pilares de la Tierra”, “La ciudad de los prodigios” o la “Biografía canalla de la Princesa del Pueblo” (título inventado, pero seguro que hay alguno así). Millones de pequeñas oportunidades perdidas para lectores y para el sector del libro. El libro, simplemente, apenas está en Internet (ver La sorprendente razón de por qué se venden cada día menos libros).

Pero, ¿a qué se debe este curioso fenómeno?

El mundo del libro está revuelto porque Internet está cambiando las reglas: ha irrumpido con fuerza el libro electrónico, la piratería es una amenaza que nadie sabe muy bien cómo manejar, la sobrerregulación del sector encorseta la innovación, etc. Autores, editoriales y librerías buscan ubicarse en un momento de gran cambio para mantener un valor añadido que les permita sobrevivir. Entre tanto cambio, el sector ha estado más preocupado  en dilucidar cómo organizar la distribución del libro en el mundo digital (venta por Internet), que en su divulgación (llámese también marketing o publicidad). Con el agravante de que, cuando empezamos a preguntarnos cómo debe hacerse el marketing digital de un libro, lo primero que descubrimos es que éste no nos lo pone nada fácil. Veamos por qué:vendedor libros social media

El libro y los buscadores

Se puede encontrar información sobre libros en webs, blogs y tiendas digitales. En las webs una obra concreta suele aparecer mencionada junto con otra mucha información, su presencia, pues, queda muy diluida. En los blogs encontramos reseñas sobre ciertos libros. Los blogs son…

Leer más

Ni la gente lee menos, ni la piratería se está comiendo el sector, ni siquiera el libro electrónico canibaliza lo suficiente para explicar la caída de ventas del libro impreso en el mundo.  Sí, en el mundo. Porque esto no es un fenómeno local debido a nuestra particular crisis doméstica.
Los datos son enrevesados, sobre todo cuando se intenta tener una visión global, pero podemos hacernos una idea con una interesante estadística para EEUU:

La curva roja muestra las ventas anuales en dólares de 2011. Vemos que caen de 20.000 millones a 15.500 en siete años. Obviamente, hay estudios menos pesimistas, pero, para no entretenernos, vale con decir que las estadísticas más optimistas del sector dicen que los libros electrónicos están compensando la caída del libro impreso y que las curvas de ventas son planas en los últimos años. Teniendo en cuenta que el mundo está pasando de una cultura de la azada a una del conocimiento, y que sigue creciendo demográficamente, esto no es nada alentador para el libro.

El libro y nuestras tomas de decisiones

Seguro que hay múltiples razones que contribuyen a explicar este fenómeno, pero voy a hablar de la más desconocida y, a mi juicio, la que realmente está condicionando el futuro del libro.

Reflexionemos un momento sobre cómo tomamos nuestras decisiones habitualmente, por ejemplo a la hora de decidir cómo queremos resolver un problema profesional, qué queremos hacer el próximo verano o saber qué dijo exactamente César al reconocer a Bruto entre sus asesinos. Hoy en día nuestra respuesta será, casi unánimemente, lo miramos en Internet.

¿Y…

Leer más

El libro electrónico, en tanto que herramienta de marketing, debe aún descubrir su mercado. Ciertamente, existe desde hace tiempo el commercial whitepaper o libro blanco comercial, un documento que suele ofrecerse en formato pdf y cuyos autores son lo mismo empresas que administraciones públicas u organizaciones sin ánimo de lucro que pretenden tratar un tema en profundidad. Sin embargo, en general, el whitepaper es diseñado para ser leído más bien en la pantalla del ordenador que en el e-book y no aprovecha las particularidades de éste.

Donde sí se puede encontrar un uso incipiente del libro electrónico como herramienta de marketing es en los sectores del conocimiento como el marketing digital, los recursos humanos, la educación o la tecnología, donde no es raro encontrar manuales de marseñora con lavadoraketing online, introducciones a temas de recursos humanos o documentos sobre educación para descargar en nuestro lector. Sin embargo, brillan por su ausencia contenidos más “industriales”. En principio, el e-book parece indicado para cualquier producto o servicio de cierta complejidad cuya elección pide al comprador profundizar técnicamente: desde autómatas industriales hasta sillas para bebés. ¿Por qué no se habla de furgonetas, de compresores o de pasta de dientes? Hay muchos consumidores informados que leerían con gusto una introducción sobre lavadoras domésticas en la que se traten temas como cuál es la relación entre gasto de agua y limpieza conseguida, si vale realmente la pena centrifugar a muchas revoluciones, la importancia que realmente tiene el detergente o qué buenas prácticas ecológicas hay. ¿Acaso no es interesante para un fabricante de lavadoras ofrecer esta información si con ella favorece la compra de su producto?

¿Cómo redactar el contenido para lograr decisiones de compra favorables?

Hay…

Leer más

Una herramienta de marketing por descubrir

El libro electrónico (e-book) no es un libro y, por tanto, su función en el marketing es completamente diferente a la del libro de papel.  Para empezar, un e-book es dos cosas: un lector y contenidos. En un momento dado, un contenido puede coincidir con un libro publicado en papel, pero ahí acaba la semejanza. El libro electrónico permite acceder a cantidades ingentes de información, deja buscar en los textos por palabra clave, facilita hacer resúmenes y hasta se pueden tomar apuntes o hacer dibujos a mano alzada.  Todo ello con un dispositivo que cabe en el bolsillo de la camisa y cuya batería no hay que recargar continuamente.

El e-book tal ve-bookez tardará generaciones en conquistar la cabecera de nuestra cama para desbancar definitivamente al libro de papel pero, mientras tanto, tiene un interesante presente como herramienta de productividad profesional: todos esos huecos improductivos que tenemos a lo largo de la jornada de trabajo como las esperas en aeropuertos, los viajes o las antesalas se pueden convertir en momentos bien aprovechados gracias a un e-book. Solo requiere gestionar con algo de disciplina nuestro lector y acostumbrarnos a cargarle contenidos de nuestro interés que bajamos o compramos en Internet.

Función dentro del plan de marketing

Como tantas otras plataformas, el libro electrónico sirve también de espacio publicitario. Sin embargo, probablemente su mayor potencial esté en la construcción de opinión. Si las webs están para informar y las redes sociales para contactar y debatir, el libro electrónico sirve para profundizar. A diferencia del artículo del blog, que a menudo solemos sobrevolar, el texto de un libro lo leemos con atención. Por tanto, estamos ante un formato que facilita, casi…

Leer más

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?