Vendes a empresas, 5 razones por las que sí debes estar en las redes sociales

Mi amigo Pedro, el más escéptico y descreído, condesciende últimamente con que estar en las redes sociales es una necesidad para las empresas. “Pero sólo las que van a consumidor final, ¿eh?”, dice, mientras deposita su caña con dos dedos en la barra del bar. “Para el resto es perder el tiempo”, asevera con cierta suficiencia.

De camino a casa me entretengo haciendo bailar la pregunta que a tantos ocupa sobre el filo de la navaja de la razón: ¿deben las empresas que venden a otras empresas (business to business B2B) olvidarse de las redes sociales, sumidero de tiempo y recursos, y dedicar sus esfuerzos a algo más productivo? Y se me ocurre esto:

  1. Hay una evidencia, que es que cualquier empresa tiene que darse a conocer. Antes se hacía apareciendo en las páginas amarillas, Kompass y otros directorios generalistas y sectoriales. Hoy las decisiones de compra se toman delante del PC y, para ser encontrados y elegidos, hay que estar en internet. Por un lado, para aparecer en las búsquedas hay que tener una posición fuerte en los buscadores, por otro, para convencer al comprador se debe disponer de excelente información de detalle de productos. Tanto el posicionamiento como la documentación de producto se logra generando contenidos de calidad de continuo y dándolos a conocer. Y esto último se logra de la manera más eficiente con redes sociales que dirigen visitantes al portal o blog de la empresa.  Además, todo apunta a que el posicionamiento en buscadores va a ir de la mano de lo social, para eso el buscador Bing se ha aliado con Facebook y Google ha estrenado su botón +1. Cuanto más se hable de una marca o producto en las redes sociales, más arriba aparecerá en buscadores. Relacionado con esto,…
Leer más

El atractivo camino hacia el fracaso

Algún día alguien publicará una estadística de tiendas online en estado zombi y ese día, en el sector internet, nos llevaremos un susto fenomenal. ¿Quiere esto decir que la venta en internet no funciona? ¿Qué no vale la pena? En absoluto, todos conocemos ejemplos de lo contrario como eBay, Naranjas Lola, Amazon, eDreams, Solostocks o, incluso, Renfe, capaz de vender millones con un portal disuasivo y estrategias digitales francamente mejorables. Sin embargo, quien pretenda acometer un proyecto de venta en la red tiene que enfrentarse a la dura realidad: las probabilidades estadísticas de fracaso son altas. ¿Necesariamente?

Un ejemplo, como hay miles, de cómo se suele llegar a esto:

La empresa Mengánez SA quiere vender en internet su reputado catálogo de 933 artículos. La dirección de la empresa, gente innovadora y que sabe que el futuro se lo van a jugar en el mundo digital, se ha volcado en el proyecto. El tema ha encabezado el orden del día en numerosas reuniones, y el director de operaciones incluso ha conseguido que se incluya la integración de la nueva tienda con el ERP. Para todo ello se ha habilitado un generoso presupuesto que ha sido confiado a la prestigiosa consultora tecnológica A. Ésta ha desarrollado una brillante solución técnica que permite en tres clicks comprar cualquier producto del catálogo.

Con lo que queda del presupuesto se ha acometido el SEO, una campaña de Adwords, publicidad en redes sociales y algo de publicidad tradicional. Todo está en marcha, la potente tienda online funciona, las operaciones y la logística han sido adaptadas, la pasarela de pago reluce esperando sus primeros clientes y, a ojos de todos los implicados, la vida es bella.

Sin embargo, al poco la euforia es sustituida por…

Leer más

Un itinerario

“Mi empresa tiene que estar en las redes sociales. Somos conscientes que nuestro futuro está ahí. Pero, ¿qué hago para empezar a enterarme de cómo funciona el mundo digital?” Me hacía esta pregunta recientemente una amiga y me dejó reflexionando: ¿cómo afrontar los medios sociales cuando no tienes ni idea? ¿Por dónde empezar? ¿Puede uno iniciarse sin pasar por uno de esos numerosos cursos de redes sociales, community management o marketing online que florecen por todas partes?

Pues sí, claro que puede. Aquí va un itinerario para autodidactas que quieran marcarse su propio ritmo de aprendizaje:

  1. Empezaría con un buen libro de iniciaciónpara tener una visión general. Cada día se publica alguno nuevo, pero aquí van dos clásicos que, sin ser los más modernos ni los más completos, transmiten de manera breve, clara y amena los principales conceptos:
    1. The Zen of Social Media Marketing: An Easier Way to Build Credibility, Generate Buzz, and Increase Revenue de Shama Kabani.
    2. Inbound Marketing: Get Found Using Google, Social Media, and Blogs de Brian Halligan, Dharmesh Shah y David Meerman Scott .
  2. Al mismo tiempo, y esto sí que es inevitable, hay que darse de alta en las principales redes sociales y empezar a trastear. ¿Cuáles? Pues como mínimo Facebook, Twitter y LinkedIn. Eso sí, los experimentos con nuestra cuenta personal, la cuenta de la empresa para cuando nos sintamos preparados y vayamos en serio. Luego conviene conocer aplicaciones de marcadores personales (tipo Delicious), de geolocalización (Foursquare, Facebook places) y canales de video (You Tube, Vimeo).
  3. Desde tu cuenta de LinkedIn suscríbete a grupos relacionados con marketing y redes sociales. Recibirás todas las semanas en tu correo noticias, debates y titulares de artículos en blogs. Ideal para ir cogiendo el pulso. Ve leyendo e identifica blogs y autores que…
Leer más

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?