Cómo usar cupones descuentos para una estrategia de marketing de sobresaliente

 

NOERGIA_16_07_13

La competencia en Internet ha empujado a las tiendas online a optar por estrategias más efectivas para lograr que los clientes se queden y compren

 

Ofrecer a los visitantes, o a los antiguos clientes cupones de descuento, es sin duda una estrategia de marketing digital en auge. En su mayoría y a no ser que sea una compra urgente, el consumidor ha “cambiado el chip” a la hora de hacer sus compras, en especial a través de Internet.

 

Pero es un error pensar que con repartir cupones descuento ya está todo hecho. Como toda estrategia de marketing necesita una correcta planificación y por supuesto una excelente ejecución, o de lo contrario podemos lograr el efecto contrario al deseado.

¿Por qué razón tengo que usar cupones descuento?

Los cupones descuento ayudan a fidelizar a los clientes habituales cuando les ofrecemos un cupón para la siguiente compra. Pero también ayudan a atraer nuevos clientes, aumentar las ventas y a posicionar la marca creando enlaces naturales en portales especializados en cupones descuento.

Cómo construir una estrategia de marketing con cupones descuento

Lo primero que debemos hacer es elegir los canales a través de los cuales vamos a distribuir los cupones descuento, así tenemos para escoger:

  • La tienda online: desde la propia web se puede facilitar el cupón al cliente. Debemos tenerlo muy en cuenta, ya que si el cliente sabe que existen cupones descuento, y no los encuentra en la propia tienda, saldrá de la misma a buscarlos en otras webs, perdiendo así un tiempo valiosísimo para la venta.
  • Email marketing: el email es la principal vía por la que los clientes esperan recibir cupones. Es importante no defraudarlos en este sentido. Aprovechemos el email en el que enviamos el cupón o los cupones para insertar una recomendación personalizada de productos.
  • Redes sociales: como no, periódicamente ofrecer descuentos exclusivos a los usuarios de las redes sociales son un incentivo de compra para nuestros seguidores, pero también ayuda a aumentar el número de seguidores de nuestros perfiles sociales corporativos.
  • Paginas especializadas: los portales especializados en cupones de descuentos nos ayudan a crear enlaces externos a nuestra web, que favorecen además nuestro posicionamiento y nuestra imagen de marca.
  • Plataformas de afiliación: estas plataformas actúan como intermediarias entre el anunciante y las webs donde se publicarían los cupones. Muchas de ellas permiten segmentar el público objetivo.

 

El siguiente paso es establecer la vigencia o periodo de validez limitado. Esto propicia una sensación de urgencia, ya que si el cupón no se canjea este caducará y se perderá así la oportunidad de comprar justamente aquel producto que tanto le gusta en nuestra tienda.

 

Otro aspecto importante que debemos tener en cuenta, es crear unas políticas de uso de los cupones, y hacerlas públicas en la tienda e incluso en las redes sociales. Al igual que hacemos con las políticas de devoluciones, de convivencia o de privacidad.

 

Además debemos tener en cuenta ciertos riesgos, para tomar las debidas precauciones antes de iniciar la campaña:

 

  • Sobrecarga de trabajo: si la campaña tiene éxito ¿podrá la tienda atender todos los pedidos?
  • Consumidores sensibles al precio: es posible que sólo atraigamos a clientes interesados en la oferta que no estén dispuestos a repetir la misma compra cuando la oferta no esté vigente.
  • Precio más bajo en la competencia: la frustración que puede sufrir un cliente cuando tras aplicar un cupón de descuento y comprar un producto, se encuentra con que a pesar del descuento encuentra el producto más barato en otro lugar, puede fácilmente a llevarlo a abandonarnos como cliente habitual. Es importante tener en cuenta este factor ya que a nadie le gusta sentirse engañado.

 

Así y todo es siempre necesario una planificación detallada y bien estructurada, pudiendo realizar la campaña de forma escalonada para evitar sobrecargas de trabajo, por ejemplo haciendo una primera prueba a nivel local y una vez detectados y corregidos errores, lanzarla a mayor escala, ya sea por regiones, comunidades autónomas o a nivel nacional o mundial.

 

Y por supuesto siempre ser conscientes de los límites que puede asumir la propia tienda.

 

añadir nuevo comentario

*

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?