¿Qué es un ecommerce conversacional?

Llega un momento en que cualquier ecommerce debe dar un paso más allá para mostrar un aspecto más humano con el consumidor.

NOERGIA_16_05_29

El auge de las redes sociales, la evolución del marketing digital y el reinado del contenido, ha llevado a los comercios convencionales a adentrarse en el mundo digital. Hoy en día hay comercios electrónicos para cualquier tipo de producto o servicio y cada día la competencia es todavía mayor.

Siempre estamos buscando nuevos métodos y estrategias que nos permitan distinguirnos de la competencia. El ecommerce conversacional no deja de ser una más entre todas estas acciones a aplicar para aventajar a nuestros competidores, o al menos para mantenernos a la altura y que no se nos adelanten.

El ecommerce conversacional,  como su nombre indica, se basa en la conversación o comunicación entre nuestra marca y nuestros propios clientes, que establecemos en el momento en el que estos están dispuestos o predispuestos a comprar.

Esto permite un trato más humano, más de tú a tú, que transmite cercanía y que a su vez se adapta a los hábitos de consumo de cada usuario. Así logramos que nuestros consumidores disfruten de una experiencia de compra más acorde con sus expectativas, potenciando así el engagement.

Esto está llevando a las marcas a establecer medios de comunicación directos, ya sea a través de mensajería propia, como a través de canales sociales.

Por tanto, proporcionando a nuestros clientes distintos medios para el dialogo con la marca, estos podrán consultar sus dudas sobre los productos y servicios. Desde la marca se solventarían sus dudas en tiempo real y cuando existe intención de compra real. Esto implica que el consumidor está hablando con nosotros, en un momento en el que está dispuesto a comprar ¡Y no lo está haciendo con la competencia! Es una oportunidad única de ofrecerle exactamente aquello que necesita.

Con el ecommerce conversacional se puede alcanzar una tasa de conversión de hasta el 20%, debido a que básicamente el cliente está pidiéndonos directamente que le ayudemos a comprar exactamente lo que necesita, o al menos a aclarar su duda.

Por otra parte, no siempre se trata de vender productos o servicios, sino también de vender la imagen de la marca. Si ayudamos al cliente hoy con sus dudas, quizás no le vendamos nada, pero su confianza en la marca se verá reforzada.

También es cierto que estableciendo estos canales conversacionales, estos se convertirán también en un punto donde los usuarios pueden plantear sus quejas. Esto no tiene por qué ser negativo, más bien todo lo contrario. Si el cliente se queja directamente con la marca, podemos dar solución rápida a su problema, de forma que su queja no acabe en medios sociales sobre los cuales no tenemos control.

¿Tu ecommerce es conversacional? ¿Has notado el aumento en la tasa de conversión desde que has implantado la atención al cliente perfeccionada?

 

 

añadir nuevo comentario

*

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?