Cinco formatos de video marketing que funcionan en B2B

Cada vez es más frecuente encontrarnos con vídeos de presentación de servicios en webs que se dedican a la comercialización B2B. Y es que el vídeo ayuda, y mucho, a vender.

video-marketing-formatos

Las empresas deben superar varios obstáculos en la creación de vídeo: la falta de presupuesto, la falta de recursos y la creatividad. A veces los dos primeros pueden llegar a ser más fáciles de superar que el tercero. Conseguir crear una pieza de video marketing atractiva y que ayude a vender no siempre es fácil. He aquí algunas ideas sencillas que pueden inspirar y que funcionan:

  1. Demostraciones de productos: en la era de la búsqueda en Internet, muchos usuarios (y mucho menos las empresas) no tienen demasiado tiempo para investigar acerca de un producto antes de comprarlo. Por eso, un vídeo con una demostración puede ser muy efectivo. En este tipo de vídeos se destacan los usos más eficientes, satisfacen la necesidad de información inmediata y resulta una acción mucho más visual y persuasiva que una larga descripción de detalles técnicos sobre el producto en cuestión que se quiere adquirir.
  2. Entrevistas: lo bueno de este formato es que se crea una conexión muy directa con el usuario, porque son personas las que se dirigen a otras personas. Y cuando son usuarios influyentes dentro del sector las que hablan de nuestra empresa o productos, se genera aún más intereses. Por otro lado, cuando involucramos a terceras personas, el vídeo en sí se impulsa de manera más viral, lo que aumenta también su visibilidad global en los motores de búsqueda.
  3. Conferencias o presentaciones: ¿por qué no aprovechar que el director o el jefe de un departamento acude a un congreso para hacer un vídeo de su intervención? Bastante trabajo en sí resulta preparar una ponencia: presentación, guiones, etc. como para no sacarle partido. Incluso las charlas más informales pueden ser una gran fuente de contenido de video marketing, pueden ser desde pequeños mensajes a debates sobre las tendencias del sector u otros temas que interesen al público objetivo. Si además, hacemos una pequeña investigación en la que analicemos lo que el público está buscando en los buscadores, todavía optimizaremos más el contenido a la hora de hacer el guión de la ponencia o charla.
  4. Historias de clientes: este tipo de formato aporta algo único: la credibilidad instantánea. Es una recomendación de una empresa a otra, el vídeo actúa como una prueba para los posibles clientes de nuestra empresa, informa de cómo lo estamos haciendo y por qué confían en nosotros.
  5. Cómo se hace: ya sea si tenemos una fábrica o una oficina, los usuarios están deseosos de explorar, les gusta entrar en su mundo, conocer cómo logramos hacer lo que hace vendemos. Estos vídeos son más personales, pero no debemos tener miedo a mostrar nuestros procesos, la forma que tenemos de operar, es lo que nos hace diferentes frente a la competencia. Cuando un cliente compra nuestros productos o servicios, también está comprando el cómo lo hacemos.

El video marketing genera conciencia, confianza, lealtad de marca y ayuda a conseguir nuevas ventas y clientes. Pero es importante que no sólo nos quedemos en la producción del vídeo. Debemos de darlo a conocer, aprovechemos plataformas sociales como Vimeo o YouTube o el email marketing para amplificar nuestro mensaje y conseguir que más ojos vean nuestro contenido de vídeo.

 

Imagen: Freedigitalphotos

añadir nuevo comentario

*

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?