Mantén el timón de tu comunidad en todo momento

Parece que en los últimos tiempos todo se reduce al Social Media, los posts y las redes sociales. Ha habido una gran cantidad de marcas y profesionales que se reciclan y se quieren subir al carro de lo dospuntocero, porque es lo que vende, porque es lo que está de moda.

Sin embargo, hay honrosas excepciones de marcas y profesionales que, siendo conscientes de la gran importancia y de cómo son las tendencias, se ponen manos a la obra y empiezan, con paciencia y mucho esfuerzo, a crear esa imagen de marca social, ya sea personal o no, que tan necesaria es en estos momentos para tener éxito, lo que se traduce en visibilidad, alcance y engagement, en el cumplimiento de los objetivo marcados a priori.

Sabiendo que construir una imagen de marca fuerte requiere mucho tiempo y esfuerzo por llegar, la gran mayoría se afana en el camino por compartir información interesante, contenidos de la mayor calidad posible, por tener abiertos cuantos más canales sociales en los que comunicarse con los usuarios y clientes potenciales intentando crear una comunidad en la que reine la interacción sobre la pasividad para luego dejar esa comunidad descabezada y en el olvido.

Bien es cierto que debemos aspirar a que nuestra comunidad se retroalimente de ella misma, siendo nosotros como profesionales meros moderadores y gestores, pero debe ser una comunidad que interactúe con ella misma, pero, de ahí a dejarla a su propia suerte, hay un paso.

¿Para qué vamos a invertir tanto en la creación de una presencia fuerte y una comunidad activa y de calidad, tanto tiempo y esfuerzo, si una vez consigamos posicionarnos vamos a dejarlo todo a la deriva? ¿No es mejor aprovechar el trabajo realizado y sacar el máximo rendimiento de ello?

Una comunidad es mucho más que un grupo de usuarios que leen nuestras actualizaciones, que retuitean nuestros posts y que nos dejan comentarios diciéndonos lo bien que lo estamos haciendo, es un conjunto de personas que sienten y que siempre tienen algo que decir, lo cual puede enriquecernos mucho a nosotros como profesionales y como marca, pero también puede volverse en nuestra contra cuando no estamos con ella.

La comunidad, en la que son esos usuarios que la forman los que nos impulsan o los que nos hunden, depende mucho de la gestión que hagamos de ella.

Es un arma de doble filo. Mejor tenerlo de nuestro lado, ¿no crees?

añadir nuevo comentario

*

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?