Objetivos y KPI en redes sociales: fijar metas y medirlas

A la hora de crear un plan de Social Media, no pueden faltar los objetivos. Son los que determinan la estrategia y por tanto las acciones que se realizarán para llegar hasta ellos. Pero tan importante es saber hacia dónde nos dirigimos como saber si lo estamos consiguiendo. Si es así, significa que se está siguiendo la dirección adecuada, pero si no, existe la posibilidad de reajustar las acciones para llegar a la meta y rentabilizar al máximo la inversión.

Foto © Jorg Reuel

Empezando por los objetivos, estos deben ser tangibles, medibles y sobre todo, alcanzables. De nada sirve plantear objetivos que permitan hacer soñar a cualquier directivo si son imposibles de alcanzar, ya que generarán fustración y pueden plantear estrategias y acciones inadecuadas. A la vez, si son demasiado sencillos pueden estar limitando la capacidad de éxito de una campaña, así que lo más recomendable es que sean realistas y ambiciosos en la justa medida, sabiendo que es posible alcanzarlos si se trabaja bien.

Algunos ejemplos de objetivos en Social Media:

  • Aumentar la repercusión en Internet (que posteriormente podrá medirse en menciones, retwitts, apariciones en blogs y foros, etc.).
  • Crear notoriedad (medible con un aumento de reproducciones en Youtube, por ejemplo).
  • Aumentar un 30% el tráfico a la web.

Así pues, para saber si finalmente se alcanzan, se utilizan los KPI o Key Performance Indicators, que no son más que indicadores del rendimiento para cuantificar objetivos. Los KPI’s no solo se utilizan en Social Media, también en otros ámbitos empresariales, sobre todo para actividades difícilmente medibles.

¿Pero cómo deben ser estos KPI? Lo más importante para que funcionen es que queden bien definidos y para asegurarlo, se sigue la fórmula SMART, una palabra compuesta por las siglas de cada característica que compone un KPI perfecto.

  • Específicos (Specific): se refieren a la concreción. Ni demasiado concretos, ni sobradamente generales, pero tampoco demasiado teórico.
  • Medibles (Measurable): deben ser medidos en términos cuantitativos.
  • Alcanzables (Achievable): alejarse de las utopías para que sean alcanzables y tangibles, por ejemplo fijando algún aspecto que todavía no se esté desarrollando.
  • Relevantes (Relevant): la información que aporte debe ser relevante para el análisis.
  • A tiempo (Timely): medibles en tiempo real.

Con todo ello, a continuación se pueden ver algunos ejemplos de KPI’s:

  • Número de artículos publicados.
  • Número de comentarios.
  • Cantidad concreta de fans o seguidores.
  • Sentimiento de comentarios (positivos, negativos, neutros).

A pesar de que los KPI empiecen a medirse cuando las acciones se ponen en marcha, es necesario planificarlos a la vez que los objetivos y las estrategias.

añadir nuevo comentario

*

apúntate a nuestra newsletter

estarás a la última en marketing online para tu empresa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Nos encantaría continuar en contacto contigo, ¿nos sigues en tu red social preferida?